DEFENSOR DEL PUEBLO GASTÓ $25 MIL EN REMODELAR SU OFICINA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Diario Correo 

La Defensoría sostuvo que el edificio tiene 90 años y necesitaba obtener la certificación de Defensa Civil

El gobierno de Martín Vizcarra le ha puesto la puntería a la austeridad. El lunes, por ejemplo, tuvo que dimitir la jefa del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE), Blythe Muro Cruzado, por su pretensión de alquilar un inmueble a 15 millones de soles.

En 2017, no obstante, no fue una minucia los 25 mil dólares (84,255 soles) que gastó la Defensoría del Pueblo (DP) para el acondicionamiento y mantenimiento de los ambientes pertenecientes al despacho principal de su titular, Walter Gutiérrez.

Según la institución, este monto corresponde al 10% del total de 800 mil soles que la DP designó para la mejora de los ambientes del local antiguo que tiene en el Centro de Lima.

SERVICIOS

De acuerdo a información a la que tuvo acceso Correo, el órgano defensorial asignó -para los cambios en el despacho de Gutiérrez- más de 12 mil soles a la confección e instalación de ventanas de vidrio insulado, utilizado para reducir el ruido externo.

El servicio de tabiquería de drywall y cielo raso requirió más de 9 mil soles, mientras que la adquisición de equipos de aire acondicionado costaron 8 mil 300 soles.

La compra de luminarias led supera los 8 mil soles, monto similar del que se dispuso para el servicio de instalación de alfombras.

A ello, se suma el servicio de desmontaje y enchape que la institución contrató por un valor de 6 mil 800 soles; y la instalación del equipo de aire acondicionado por 6 mil 666 soles.

La lista de los servicios continúa con contratos por obras de carpintería de madera y cerrajería; desmontaje de cielo raso; confección e instalación de vidrios, cristales y granito; pintado; instalaciones sanitarias, entre otros (ver infografía).

Según la DP, la edificación en la que se encuentra la oficina del defensor tiene una antigüedad de 90 años, por lo que conforme a estudios de especialistas y, a fin de obtener el certificado de Defensa Civil, “ha sido necesario realizar trabajo de acondicionamiento en las instalaciones de la entidad”, considerando que los mismos no se ejecutan desde hace más de una década.

También sostuvo que las obras corresponden a trabajos de acondicionamiento de seguridad y mantenimiento, y mejora de infraestructura en ambientes y oficinas de las que el despacho del defensor forma parte.

Para la ejecución de los servicios, indicaron, se tomaron en cuenta aspectos tales como “la durabilidad, ahorro de energía y periodicidad de mantenimiento”.

JUSTIFICACIÓN

De acuerdo al secretario general de la Defensoría, Arturo León Anastacio, el gasto invertido en el despacho de Walter Gutiérrez corresponde en realidad al 10% del total de una suma ascendente a 800 mil soles, que ha destinado la institución para la mejora de sus instalaciones en el Centro de Lima en el último año.

Afirma que la nueva gestión empezó a usar en 2016 ambientes que comprometían la seguridad de las autoridades y trabajadores de la Defensoría. Por ello, se realizaron dos estudios que recomendaban la mejora de las instalaciones y una licencia de Defensa Civil que lo respalde.

“En 2016, hicimos la inspección. La Municipalidad (de Lima) vino terminando el mes de diciembre de ese año y empezamos (la refacción) entre febrero y marzo del 2017”, señaló León Anastacio a este diario.

“Lo que hemos querido es acondicionar para mejorar el ambiente de trabajo. Todas las modificaciones que hemos hecho están dentro de la Ley de Presupuesto”, añadió el funcionario al descartar que dichas adquisiciones sean consideradas “lujos”.

En otro momento, sostuvo que la institución consideró la propuesta de evaluar el traslado a otra instalación perteneciente a los bienes públicos del Estado; sin embargo, dijo que por ahora “no hay locales disponibles”.

Agrega que entre las labores pendientes en los próximos meses se encuentra culminar las instalaciones del sistema eléctrico.

“Ahora, si vemos (los cables) están expuestos, tenemos que ponerles rejas. Esos materiales cuestan. Igualmente, tenemos que cambiar todo el mobiliario porque las sillas son antiquísimas”, indicó.

“EXCESIVO”
Consultada sobre dicho gasto, la presidenta de la Comisión de Presupuesto del Congreso, Karina Beteta (Fuerza Popular), dijo a Correo que el monto sería demasiado para la remodelación de un despacho.

“Me parecería sumamente grave que se puede destinar 84 mil soles solamente para acondicionar una oficina. No podría ahondar más, porque no tengo la información completa (…) pero de ser cierto, hago un llamado a los titulares de los diferentes pliegos, que sean consecuentes y actúen de manera responsable con el presupuesto y no despilfarren la plata que muy bien se podría invertir en otras políticas”, manifestó.

En la misma línea, el legislador Víctor Andrés García Belaunde (AP) refirió que el monto parece oneroso y excesivo, pese a lo cual se debe determinar a qué labores se destinó.

“Aparentemente, creo que es caro, es muy caro y, sobre todo, hay que tener en cuenta que la DP es para defender al pueblo, no es para defender a los ricos, sino al pueblo de abajo”, refirió.

Agregó que Gutiérrez, o la institución que dirige, debe emitir un comunicado para explicar con detalle de qué se trata la remodelación ejecutada. “Que se explique de qué se trataron esos gastos”, aseveró.