En Vivo

DECANO DE LA UNP: GOBIERNO AUMENTA IMPUESTOS A LOS QUE MENOS TIENEN, PERO NO COBRA A GRANDES EMPRESAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Humberto Correa Canova, decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Piura 

RCR, 31 de mayo 2018.- El alza del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) ha sido la salida escogida por el gobierno para solucionar en parte el gran forado que significa el déficit fiscal, el cual se ha venido incrementando en los últimos años. El exceso de gasto público que se arrastra desde el 2011 ha pasado factura ahora, obligando a ajustar los cinturones, y como uno de los mecanismos fáciles para recaudar y tratar de equilibrar el presupuesto es el alza de los impuestos, eligieron el ISC, sostuvo Humberto Correa Canova, analista económico y decano de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Piura (UNP).

Sin embargo, cuestionó la manera disfrazada de su aplicación, al difundirse en todos los medios de comunicación que el alza del impuesto a las bebidas gaseosas, por ejemplo, obedecía a la necesidad de atacar la obesidad, o el que grava a los cigarrillos y tragos, se aplicaría para evitar que la población consumiera productos dañinos para la salud.

“Dentro de ese paquete, se escondió el aumento del ISC a los combustibles, que es el que más daño hace a la economía principalmente de los que menos tienen. Y esto es así, porque las empresas internalizan el alza de sus costos, para luego trasladarlos al consumidor. Si las personas mantienen los mismos ingresos, pues no hay aumento de remuneraciones, se genera una retracción en el consumo de las familias, y por ende, una menor satisfacción de sus necesidades”, explicó.

DEFICIT POR EXCESO DE GASTO

En torno a las causas del aumento en el déficit fiscal durante los últimos tres años, Correa señaló que lamentablemente, el gobierno habría dejado de monitorear la evolución de la recaudación, y al mismo tiempo se asumieron mayores compromisos sociales que representaron un incremento en el gasto. En el otro extremo, detalló, nunca se atacó el problema de la informalidad, que en la actualidad abarca a más del 70% de la economía nacional.

En este escenario, casi siempre se recurre al método indirecto para atenuar el problema, como es el caso del alza del ISC. En otros casos, también se aplican medidas directas, como modificar el impuesto a la renta para los trabajadores. Esto último fue propuesto por el ministro de Economía y Finanzas, David Tuesta, aunque todo quedó en nada luego que fue desautorizado públicamente por el premier César Villanueva y el presidente, Martín Vizcarra”, comentó.

El especialista señaló que ante el alza de precios de diversos productos por el aumento en el ISC, era obvio que se iba a producir una reacción negativa de parte de la población, aunque finalmente es posible que muchos asuman su responsabilidad con el Estado y acepten la contribución al financiamiento del gasto público.

“Lo que le cae mal a la gente, es que siempre son los mismos los que pagan impuestos, es decir los trabajadores, mientras que hay un número importante de empresas a quienes no les cobran porque han judicializado sus procesos. Se habla que serían más de S/. 20,000 millones de soles que se han dejado de recaudar por ineficiencia de las instituciones del Estado que no han ejercido la debida preocupación en captar los impuestos. Esto es lo que molesta, se aumentan los impuestos al que menos tiene, pero se descuida -o no les interesa cobrar- a las grandes empresas del país, como las operadoras telefónicas”, concluyó.

Escuchar entrevista…