¡DE VUELTA A LA VIDA! PACIENTE DIABÉTICO VENCIÓ LA COVID-19 LUEGO DE 36 DÍAS EN EL HOSPITAL EMERGENCIA ATE VITARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Ministerio de Salud

A sus 52 años, logró salir del estado crítico gracias al tratamiento médico y psicológico brindado.

Un padre de familia de 52 años y con diabetes preexistente logró vencer la COVID-19 luego de permanecer 36 días en el Hospital Emergencia Ate Vitarte (HEAV) del Ministerio de Salud (Minsa). “Dios es tan grande que me ha dado una nueva oportunidad de vida, pensar que al inicio no quería venir al hospital”, manifestó.

Desafiando a las estadísticas que ubican a las personas con comorbilidades como los más vulnerables ante la pandemia del coronavirus, don Santos -con buen semblante- abandonó el establecimiento de salud para reencontrarse con sus dos hijos.

Sayuri Enríquez, médico especialista en Emergencias y Desastres de este nosocomio, sostuvo que el paciente ingresó de emergencia refiriendo tener síntomas como escalofríos, fiebre y dificultad para respirar. Recibió tratamiento con antibióticos de alto espectro y soporte oxigenatorio, a través de máscara de reservorio.

La licenciada Delsy Caballero, psicóloga del HEAV, quien le brindó tratamiento y soporte emocional durante su estancia hospitalaria, detalló que don Santos presentó un fuerte cuadro de ansiedad, pero gracias a las técnicas de relajación practicadas pudo controlarlo, obteniendo una evolución lenta, pero favorable.

“El paciente sintió que el apoyo psicológico fue un aporte clave en su recuperación porque después de una semana y media, se sintió mejor y logró leer hasta cuatro libros, ayudándolo mucho en este largo proceso. Además, tuvo comunicación con su familia a través de videollamadas, lo que hizo que se sintiera reconfortado. Fue un paciente que contribuyó mucho en su recuperación”, añadió Caballero.

Antes de partir a su hogar, ubicado en el distrito de Ventanilla, don Santos manifestó su agradecimiento hacia todo el personal de este nosocomio. Deseo éxitos y bendiciones al cuerpo médico, técnico y asistencial por la labor que realizan.

“Al inicio no quería ir al hospital porque tenía miedo de no regresar a casa, pero felizmente fue todo lo contrario; en todo momento me atendieron muy bien. He recibido el apoyo de todos los colaboradores de este hospital, son un grupo humano cálido y me ayudaron a que salga recuperado y pueda reencontrarme nuevamente con mi familia”, finalizó el valiente paciente.