En Vivo

Danza de 200 millones: mega corrupción en Tambogrande y silencio de la Contraloría

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Es uno de los casos de latrocinio más grandes en la historia del norte peruano. Emplazan a contralor general remitir informe final que compromete a ex alcaldes Segundo Moreno y Francisco Ojeda.

Multimillonarias obras de infraestructura y desarrollo han sido mal ejecutadas, han colapsado o se caen a pedazos en un distrito donde gran parte de la población es muy pobre.

RCR, 25 de julio de 2016.- La población de Tambogrande (región Piura) espera con gran expectativa que la Contraloría General de la República publique el informe final de la investigación que realizó por presuntos hechos de corrupción en el manejo de aproximadamente 200 millones de soles para la inversión de obras de infraestructura, servicios básicos y de desarrollo en este distrito durante las gestiones de los alcaldes Segundo Moreno Pacherres (2007 – 2010) y Francisco Ojeda Riofrío (2011 – 2014).

Parte importante de la población, especialmente de las veinte comunidades campesinas ubicadas en la margen izquierda de la jurisdicción, se encuentra en situación de pobreza y extrema pobreza y el estimado de S/. 200 millones destinados durante las gestiones de Segundo Moreno y Francisco Ojeda a proyectos de inversión –agua potable y saneamiento, canales de regadío, etc.- en la mayoría de los casos han sido mal ejecutados, han colapsado o literalmente se caen a pedazos, explicó a RCR, Red de Comunicación Regional, Juan Girón periodista de Radio La Mejor de Tambogrande.

Recordó que una investigación preliminar de la Contraloría, dada conocer en el 2014 y que fue suscrita por el entonces vicecontralor Edgar Alarcón, consigna estas pesquisas con cargo a la entrega del informe final el 15 de enero de 2015, tal como Alarcón Tejada –hoy flamante contralor general de la República- públicamente se comprometió hacer.

En diciembre de 2014, el entonces vicecontralor, refirió Girón, en la ciudad de Piura anunció a la prensa que el informe definitivo de las investigaciones realizadas en Tambogrande iba a dar “grandes sorpresas” y sería entregado el 15 de enero del 2015, sin embargo, esto nunca se hizo, todos los informes finales de control realizados por esa entidad en los distritos y provincias de la región Piura fueron entregados pero misteriosamente la única que aún no ha sido publicada corresponde a Tambogrande.

Este extraño proceder, dijo, desató una ola de sospechas y especulaciones, una de las más fuertes sostiene que la Contraloría paró en seco sus acciones porque los alcaldes tambograndinos comprometidos en la danza de los S/. 200 millones fueron blindados gracias a sus estrechas conexiones políticas con varios congresistas por Piura durante el gobierno de Ollanta Humala, lo que les permitió evadir los fueros fiscales y judiciales.

Girón subrayó que desde hace años la corrupción y la impunidad campea a sus anchas en Tambogrande, en ese tenor refirió que entre las numerosas irregularidades que halló la Contraloría durante los gobiernos de Moreno y Ojeda está el incremento sistemático del presupuesto de una importante obra de agua potable avaluada inicialmente en S/. 24 millones y que alcanzó S/. 41 millones sin justificación técnica razonable; así como la constatación in situ de obras de canales de regadío avaluados en S/. 20 millones y otras de agua potable, cada uno valorizada en cinco a seis millones de soles, que literalmente se caen a pedazos.

Recordó, por ejemplo, que en el 2013 el congresista nacionalista Santiago Gastañadui inspeccionó los avances del revestimiento de un canal de riego que demandó una inversión de S/. 8 millones (durante la gestión de Pancho Ojeda) en el Valle de Los Incas y no pudo evitar expresar su indignación al exclamar a la prensa “¡Esto es una porquería!” al constatar rajaduras en parte de la nueva infraestructura.

Refirió que el alcalde Gabriel Madrid Orué, recientemente acusó que la anterior administración –de Pacho Ojeda- generó un perjuicio económico a la municipalidad por S/. 38 millones, mientras que este último (cuando asumió por segunda vez la alcaldía, en 2011) a su vez acusó a la gestión anterior, de Segundo Moreno, de haber causado un perjuicio económico a la comuna por S/. 14 millones.

Cabe recordar que semanas después de asumir su mandato, en febrero de 2015, el alcalde Madrid reveló que se dio con la sorpresa de que casi el 70% de las obras de infraestructura y desarrollo en Tambogrande se hallaban en pésimas condiciones o colapsados.

A este estado de cosas, observó Girón, se suma que la Oficina de Control Interno de la municipalidad está conformada por funcionarios que nominalmente pertenecen a la Contraloría General de la República, sin embargo, sus jugosos sueldos, que fluctúan de cuatro a cinco mil soles mensuales, son pagados por el municipio, en consecuencia, la población duda que fiscalicen efectivamente a esta institución y a sus autoridades.

El periodista de Radio La Mejor sostuvo que la clase política dominante en Tambogrande tiene fuertes complicidades en graves hechos de corrupción, se turnan en el poder municipal y entre ellos acuerdan encubrir sus delitos, paralelamente desprestigian y difaman sistemáticamente a todos aquellos ciudadanos o adversarios políticos que los cuestionan o denuncian irregularidades en el uso del presupuesto público, para tal efecto usan una batería de medios de comunicación –radios, televisoras, propaganda local- y recurrentemente los motejan de “mineros” (para enfrentarlos con la población campesina).

Escuche las declaraciones.