DANIEL MORA: MEDIDA A FAVOR DE TELESUP ES PREVARICADORA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Expresidente de la Comisión de Educación del Congreso sostiene que juez de Bagua pretende tirar por la borda ley universitaria y espera que Poder Judicial desestime la demanda de dicha universidad.

RCR, 10 de Octubre 2019 .- La medida cautelar que un juez de Bagua le ha otorgado a la universidad Telesup para que continúe con sus actividades es totalmente prevaricadora, porque la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) denegó en mayo el licenciamiento a dicha entidad en el marco de la ley universitaria que es constitucional, sostuvo Daniel Mora Zeballos, expresidente de la Comisión de Educación del Congreso.

“El Tribunal Constitucional consideró que la ley universitaria es totalmente constitucional, han buscado un juez ad hoc, un juez a la medida, y esto es totalmente prevaricador. Espero que el Poder Judicial desestime la demanda. Yo creo que es terrible para la universidad y para la reforma que un juez se preste a estas cosas”, indicó Mora a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Enfatizó que “lo que pretenden es tirar por la borda la ley universitaria y a la Sunedu. Si la ley universitaria no cuenta con la Sunedu nadie la cumpliría”. “Esto es como si yo le impusiera una medida cautelar a la Sunat, porque me hizo pagar un impuesto y entonces nadie pagaría impuestos”, dijo.

“Hay universidades que están exoneradas de impuestos y no pueden solicitar una demanda cautelar supuestamente en defensa del interés del estudiante. La Sunedu se crea justamente para cautelar el interés supremo del estudiante y los intereses nacionales”, remarcó.

Recalcó que “la medida cautelar es sumamente provocadora e insostenible, porque perjudica a la educación superior en el país”. “Esto no puede ocurrir. No ha podido el Congreso y ahora este juez (que ha sido buscado intensamente por todo el país para tener un juez a la medida) pretende traer abajo toda la arquitectura  que se ha hecho de esta ley”, anotó.

Universidad Garcilaso de la Vega

Sobre la denegación de la licencia a la Universidad Garcilaso de la Vega, Mora dijo que “es una universidad importante que tiene cerca de 54 años de existencia, pero era un tema que no se solucionaba, porque desde el 2016 esta universidad estaba intentando de conseguir su licenciamiento”. “Era una cuestión que se veía venir por el mal manejo administrativo y la pésima gestión en sus programas”, comentó.

“Según la Sunedu no ha cumplido ninguna condición básica de calidad y eso que solo ha tenido que resolver 44 observaciones de las que normalmente cumplen otras universidades. Esta universidad tiene un tremendo problema económico y financiero desde hace tres años que no asegura su sostenibilidad. Sus autoridades tenían altas remuneraciones y una mala administración que la ha llevado a tener pérdidas”, precisó.

Mora puntualizó que “la universidad en un año tuvo pérdidas por 13 millones de soles y en una oportunidad el rector, el secretario general y la hermana del secretario general cobraban entre los tres 36 millones de soles al año”. “Ese déficit de 13 millones era una miseria comparado con lo que cobraban las autoridades siendo una universidad sin fines de lucro y a la que se le liberaba de todos los impuestos. El Estado prácticamente subsidiaba a la universidad con más del 40% de sus ingresos. Parte de esa cantidad que el Estado subsidiaba iba a los bolsillos de estas autoridades”, manifestó.

Mencionó también que “solo el 11% de sus profesores son a tiempo completo cuando la ley exige 25% de profesores a tiempo completo”. “Se le ha notificado una serie de deficiencias, pero no ha cumplido y todo esto lo ha tomado en cuenta la Sunedu en bien de los estudiantes. Tenía planes de estudio que no tenían sustento ni coherencia”, comentó.

“La Sunedu debe haber emitido una resolución bastante abultada para denegarle el licenciamiento. Por los problemas que tenía la universidad, el número de postulantes ya había bajado. El año pasado tuvieron solo 400 postulantes. El rector no quería dejar su cargo y había usado una serie de argucias para seguir siendo rector”, dijo.

Añadió que “también se había sancionado a esta universidad por dar títulos profesionales a bachilleres de otras universidades, lo cual está prohibido expresamente por la ley. Dio casi más de mil 100 títulos a bachilleres a los cuales cobró cantidades importantes, porque no pudieron sacar sus títulos en sus universidades de origen”.

“La Sunedu ha implementado un sistema de cierre progresivo de tal manera que el estudiante sufra lo menos posible en la salida de esa universidad y su integración a otras universidades. Por ejemplo, se le dice cesa todo proceso de admisión y le da dos años de plazo para lograr un cierre ordenado. Los alumnos que están en el cuarto y quinto año pueden concluir sus estudios y los otros estudiantes pueden trasladarse a otras universidades. La universidad tienen que darle todas las facilidades a sus estudiantes”, explicó.

Escuchar Entrevista