CULTURA DEL SILENCIO IMPIDE AVANCES EN LA DONACIÓN DE ÓRGANOS EN EL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

La mayoría de peruanos no habla sobre qué pasará con su cuerpo post muerte. Casi todo el país tiene el “no” en donación de órganos del DNI.

RCR, 17 de agosto 2018.- Entre las familias peruanas, existe un tema intocable: qué pasará después de mi muerte. Esta cultura del silencio ha sido un factor grave que ha impedido el avance de la donación de órganos en el Perú. Así lo señaló la coordinadora de trasplantes de EsSalud, Jessica Román.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Román afirmó que la mayoría de personas en nuestro país prefiere no comunicar a sus familiares qué desea para su cuerpo una vez que suceda su fallecimiento. Incluso, señaló que para algunos peruanos este es un tema “intrascendente”

“Lamentablemente no se habla del tema de la donación de órganos cuando estamos vivos. Hemos escuchado testimonios de personas que lo consideran intrascendente. Pero cuando, por cosas de la vida, uno de nuestros familiares necesita de ello, recién nos ponemos sensibles y lo abordamos. Esta cultura requiere un cambio. Hay muchas personas esperando donación”, comentó.

A esta problemática se suma otra contra: la mayoría de peruanos opta por el “no” cuando se les consulta si desean ser donantes de órganos. Sin embargo, según Román, a los contados que optan por el “sí” a veces no se les cumple el último deseo.

“Aquí pasa lo que denominamos falta de comunicación. A veces la familia no habla entre sí y a las personas que pusieron ser donantes en sus documentos de identidad no se les deja por presión de la familia, que desea velar sus restos y enterrarlos. Otro problema es que la gente no reflexiona sobre si poner “sí” o “no” en donación de órganos del DNI. La mayoría tiene el “no”, lamentó.

Finalmente, Román contó que el factor tecnológico y su gigantesco aumento también ha perjudicado la donación de órganos. Pues mientras las familias se reúnen cada vez menos los domingos y cada uno manda en su espacio, el tema de la donación de órganos se pierde en el camino.

“La falta de comunicación entre familias agrava esta situación. Ya no se habla de este tema. Si queremos cambiar esta cultura, deberíamos empezar por hablar sobre la muerte y empezar a expresar nuestra voluntad sobre el cuerpo después de la muerte. Sólo así lograremos revertir esta situación”, sentenció.

Ver entrevista…