CULTURA DE LA INNOVACIÓN EDUCATIVA DEBE SER ATENDIDA CON ESPECIAL URGENCIA POR EL ESTADO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Así lo demandó Giovanna Ascarza Pérez, del Centro de Educación Técnico productiva (CETPRO) Juan Tomás Tupac Inca, de la región Cusco, ganadora del primer puesto a nivel nacional en el concurso SUPERATEC 2018, en la categoría Gestión Institucional, por buenas prácticas en la generación de aprendizaje en madres estudiantes de niños de 06 meses a 05 años.

RCR, 12 de noviembre 2018.- La cultura de la innovación educativa en el país, y en especial en las regiones, debe ser atendida con especial urgencia por el Estado y los gobiernos, ya sea por iniciativa propia o con la participación conjunta y en una sinergia con el sector privado.

Así lo demandó Giovanna Ascarza Pérez, del Centro de Educación Técnico productiva (CETPRO) Juan Tomás Tupac Inca, de la región Cusco, ganadora del primer puesto a nivel nacional en el concurso SUPERATEC 2018, en la categoría Gestión Institucional, por buenas prácticas en la generación de aprendizaje en madres estudiantes de niños de 06 meses a 05 años.

“Todos estos esfuerzos e iniciativas de docentes y estudiantes no deben quedar ahí, sino que debe haber un mecanismo por el cual estas experiencias se repliquen. No solo depende de nosotros sino de los órganos intermedios de gobierno. Y, obviamente, de alianzas estratégicas público-privadas que den el soporte necesario. Porque cada innovación requiere de un presupuesto”, subrayó Ascarza.       

Lima fue la sede de la Feria SUPERATEC 2018, organizada por el Ministerio de Educación; un espacio promotor de la cultura de la innovación en el sector educativo del país, en la que participaron docentes, estudiantes de centros de educación tecnológica de todo el país.

En ese sentido, la innovadora dijo que el próximo paso será fortalecer las alianzas público-privadas establecidas para la concreción de nuevos proyectos de innovación tecnológica, “no sólo para generar condiciones de aprendizaje, sino para generar condiciones de empleabilidad y emprendimiento”.

“La educación técnico-productiva necesita de muchas condiciones para poder transitar a lo que aspiramos, que es el empleo y el auto empleo. La sola capacitación no va solucionar el problema. Nuestros estudiantes necesitan capital financiero, soporte emocional, asesoría técnica. Fortalecer las capacidades más especializadas de nuestros docentes”, remarcó.

Asimismo, expresó que se requiere de un ministerio de Educación “que  plantee programas presupuestales orientados a cambiar la visión de la educación técnico-productivas” que incluya “una visión más empresarial”.         

Por su parte, en diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), el ganador del tercer puesto  del concurso SUPERATEC 2018,  Américo Ccopa Quispe, del Centro de Educación Técnico Productiva (CETPRO) Clorinda Matto De Turner- Región Cusco, exigió al portafolio de Educación la extensión de las prácticas innovadoras a la Educación básica regular.

“Que bueno sería que el ministro de Educación se fije en los maestros que hemos venido a estas experiencias y nos convoque como consultores para llevar la experiencia de educación técnica  a la (educación) básica regular”, apuntó.        

Ccopa Quispe obtuvo su galardón en la categoría Gestión pedagógica, por el desarrollo de buenas prácticas en el aprendizaje autodidacta.

El SUPERATEC 2018 convocó a 270 mil estudiantes y 14 mil docentes de 1192 IEST, ISE, Cetpro y ESFA de la gestión pública, quienes participaron en todas las etapas a lo largo de los últimos cinco meses.}

Ver entrevista…