En Vivo

CUESTIÓN DE CONFIANZA PLANTEADA POR EL GOBIERNO “NO SERÍA VIABLE”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Constitucionalista, Carlos Hakansson Nieto, manifestó también que el Parlamento no puede allanarse “y claudicar en su labor”, al pedido del gobierno para la aprobación, “sin vulnerar la esencia”. de los cinco proyectos de ley presentados sobre las políticas de Estado de Fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción.

RCR, 30 de mayo.  La cuestión de confianza del Poder Ejecutivo al Parlamento por las políticas de Estado de Fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción no sería viable, en la medida que no pueden observarse las leyes de reforma constitucional que sean modificadas y archivadas por el Congreso, estimó el constitucionalista, Carlos Hakansson Nieto.

“Si bien el artículo 206 permite que sólo el presidente, el Congreso y los ciudadanos, puedan proponer una iniciativa de ley de reforma de la Constitución. Y dado que el Parlamento es soberano y discute las reformas, el producto final de esa ley de reformas no podría ser observado por el Poder Ejecutivo… Por tanto, si no puede observarlo, menos va a poder presentar una cuestión de confianza. Entonces, en este caso, la cuestión de confianza no podría ser viable”, subrayó.

En ese sentido, dijo “tener sus dudas” sobre la necesidad del Poder Ejecutivo de la presentación de la referida cuestión de confianza por las políticas de Estado de Fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción.

“En realidad no. Tengo mis dudas de que pueda hacerlo en esta materia. El artículo 206 de la Constitución, que regula la presentación de una iniciativa de reforma constitucional o de cómo se tramita ésta, establece que el presidente de la República no puede observar la ley de reforma que se apruebe en el Congreso”, detalló.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Hakansson manifestó también que el Parlamento no puede allanarse “y claudicar en su labor”, al pedido del gobierno para la aprobación, “sin vulnerar la esencia”. de los cinco proyectos de ley presentados sobre las políticas de Estado de Fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción.

“Allanarse no. Ya hemos visto las consecuencias que ha traído de eso. Para la Junta Nacional de Justicia ya se ha modificado la Constitución. Y, no obstante, ha ocurrido que solo tres (aspirantes) han aprobado el examen. O sea, hay una confusión. Y la ley de reforma que ha planteado el presidente ha originado todo este lío. Que un poder del Estado, el Ejecutivo, sea el que vaya a reformar a otro poder. Eso es anticonstitucional Y nadie dice nada”, enfatizó.

Advirtió que esta situación de enfrentamiento de poderes apunta a que, para el 2021, el país caiga en un caos institucional que pueda forzar el cambio de la actual Constitución de 1993, que ha estado vigente por una inédita sucesión de cuatro periodos constitucionales consecutivos.

“Creo que lo que han debido hacer este presidente, y el anterior, era plantear una agenda política realista, con las bancadas que tengan un pensamiento afín y gobernar como pueda. Como lo han hecho los anteriores. Ninguno de los gobiernos ha tenido mayoría absoluta”, remarcó.

El Docente de la Universidad de Piura señaló que mientras prosiguen estos desencuentros entre el Legislativo y el gobierno, las noticias sobre el panorama económico nacional son cada vez más desalentadores.

“Ayer el Perú ha bajado en los proyectos de competitividad. Todo esto afecta. Las Bambas no se resuelve. Yo lo que veo es eso. Entonces, me parece que es una irresponsabilidad”, puntualizó.

Escuchar entrevista