En Vivo

CUESTIÓN DE CONFIANZA ES LA ANTESALA DEL RETIRO DE MINISTROS DEL DEBATE SOBRE REFORMA POLÍTICA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Constitucionalista, Luciano López, advirtió también que el presidente Vizcarra incurriría en un exabrupto -tras el retiro de sus ministros del debate legislativo- si es que no presentase la cuestión de confianza al Parlamento, en defensa de su política de Estado sobre la reforma política.

RCR, 21 de mayo.  El retiro de los ministros del presidente, Martín Vizcarra, del debate parlamentario por su disconformidad con la posición de la oposición legislativa sobre la reforma política, es la inminente antesala a la presentación de una cuestión de confianza al Congreso por este tema, afirmó el constitucionalista, Luciano López.

“La política es, prácticamente, de gestos.  Entonces, que el presidente vaya (al Congreso) con su premier y su ministro de Justicia es el gesto de que el Ejecutivo respalda a sus ministros. Y, segundo, que con sus ministros, el Ejecutivo en pleno ha tomado la decisión de hacer esta suerte de reclamo ante el Parlamento sobre cómo se está manejando la reforma política.

En ese sentido, calificó como “un gesto político” el documento del presidente, Martín Vizcarra, al Parlamento, en el que justifica la «no participación» del Poder Ejecutivo en la Comisión de Constitución, para debatir las reformas políticas que presentó su gobierno.

Recordó que la herramienta que dispone el Poder Ejecutivo frente al Parlamento es, justamente, es pedir que se convoque al Pleno de Legislativo para que el presidente del Consejo de Ministros informe sus propuestas a la Representación Nacional.

“Y la herramienta para decir: señores, ésta es la posición y así queremos que sea. Y ésta es la cuestión de confianza… Más allá de que el presidente haya pensado bien o mal en lo que ha hecho, nadie desenvaina una espada para no usarla”, enfatizó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), López advirtió también que el presidente Vizcarra incurriría en un exabrupto -tras el retiro de sus ministros del debate legislativo- si es que no presentase la cuestión de confianza al Parlamento, en defensa de su política de Estado sobre la reforma política.

“Con mayor razón, el presidente debería informar a la población, probablemente con un Mensaje a la Nación; explicar a la gente de qué tratan las reformas políticas, para qué se han hecho y que es lo que ha planteado.  Y porqué ha realizado este gesto, el día de hoy.  Y anunciar que el premier va a pedir la convocatoria de la Representación Nacional para poder formular luego la cuestión de confianza. Creo que si el presidente quiere la confianza del pueblo, debe articularse a él. Y no hay nada mejor que hacer una buena comunicación”, puntualizó.

En ese contexto, expresó que la decisión gubernamental de enfrentar al Legislativo hace imposible no entender que el siguiente paso sea la presentación de la cuestión de confianza al Parlamento.

“El presidente si está usando un gesto político, y va al Parlamento con sus ministros y presenta esta carta y dice: esta es nuestra política de Estado y ya no es. Y, luego, no hace nada, ¿cómo se podría entender?  Es que si no lo ha presentado entonces para qué va al Parlamento. ¿Para hacer un show?  El asunto es que si él es coherente, está planteando sus reformas, y quiere que la Representación Nacional las tome en serio y las haga. Y si nota que éstas no se están realizando, lo lógico es que plantee una cuestión de confianza”, aseveró.

Escuchar entrevista