CUARENTENA FOCALIZADA NO VA A SOLUCIONAR EL AUMENTO DE CONTAGIOS Y MUERTES POR COVID-19 EN EL PAÍS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 28 de enero de 2021.- Herberth Cuba García, especialista en salud pública, consideró que la cuarentena focalizada es una medida desesperada que no va a solucionar el aumento de contagios y muertes por COVID-19 en todo el país. Señaló que el Gobierno debería fortalecer las postas y centros de salud distritales con un enfoque comunitario de prevención y promoción de la salud.

“El gobierno ha tomado una decisión desesperada, que es inadecuada para el país e inoportuna porque nos encontramos en pleno proceso electoral. Es una medida desesperada, porque se insiste en una propuesta que ya se ejecutó en el pasado con el expresidente Vizcarra y que fracasó y que consiste en la estrategia con enfoque hospitalario militar y policial, a tal punto que inclusive ahora se habla de rehabilitar los centros de detención temporal para aquellos que incumplan las medidas de cuarentena y esto a cargo de la Policía Nacional”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que “la clasificación que ha presentado el Gobierno es dudosa por la metodología”. “En realidad la cuarentena generalizada y la focalizada en regiones en riesgo tienen un comportamiento similar, no ha cambiado la esencia del problema. En segundo lugar, hay que tener en cuenta tres factores: uno, la cantidad de infectados, dos, la cantidad de gente que requiere atención hospitalaria, y tres, la capacidad de respuesta hospitalaria que esto tiene”, afirmó.

“Si cierra Lima Metropolitana, el Callao y Lima provincias, usted va a tener gente que va a querer acudir de otras zonas del país a hacerse atender en Lima y no van a poder entrar, porque van a tener que demostrar que están enfermos y tener una referencia para llegar a Lima. Esta forma es complicada en su aplicación y en el fondo va a funcionar como una cuarentena generalizada. No olvidemos que en Lima y Callao y Lima provincias tienen más de 12 millones de habitantes. En consecuencia, tener en cuarentena a esa población representa un enorme sacrificio para la población y para la economía nacional”, precisó.

Enfatizó que “es una medida que va a tener serios problemas en su aplicación”. “Los hospitales están colapsados, los centros y puestos de salud también, los policías no van a poder hacerse cargo de toda la cantidad de gente que van a salir a hacer sus cosas con normalidad en las calles y el Ejército tampoco lo suyo”, apuntó.

“Creo—expresó—que lo que ha ocurrido es el temor de recurrir nuevamente a una cuarentena generalizada, que ha sido vilipendiada y han pensado que crear estas regiones por riesgo les va a sacar del impase. Y no han tenido la capacidad de ir a una forma más focalizada, en menor escala, en base a barrios, distritos para poder enfrentar esto”.

“Tal como están las medidas, no va a ocurrir nada positivo, porque ya la hemos pasado, va a haber un enorme gasto, se va a paralizar la economía, hay pequeños empresarios que han empezado a reflotar sus emprendimientos y ahora otra vez van a caer al hoyo. Estos prestamos que se dieron por el Reactiva ya se van a diluir completamente, porque una nueva cuarentena los va a traer de nuevo hacia abajo.  Esto ocurre porque el eje de todo esto es el sistema de salud, y si no le has puesto gran cantidad de dinero para reforzar y mejorar el sistema de salud, por más que sigas dando dinero a las empresas y despidas a los trabajadores, vamos a tener más de lo mismo”, dijo.

Sector salud necesita más presupuesto

Consideró que “si se quiere reforzar el sistema hospitalario lo que se tiene es primero cumplir con los médicos para que puedan trabajar a tiempo completo, tienes que dotar de equipos, de insumos y de medicamentos”. “No hay dinero para eso y la huelga médica tiene más de 15 días y nada lo comenta y eso es esencial para luchar contra la pandemia. Además, dada las condiciones en las que se encuentra los establecimientos del primer nivel de atención, que están abandonados y sus servidores están en una situación precaria, es complicado que se pueda impulsar una verdadera lucha contra la pandemia”, agregó.

Remarcó que “se necesita reactivar el sector salud en primer lugar, ahí debería estar enfocado el dinero del país, en reflotar y reactivar el sector salud, para evitar que se agudice esta situación, y reflotar en sus dos áreas”. “En el ámbito de promoción de la salud con el enfoque comunitario en la prevención para cortar la transmisión en la comunidad. Y cuando esto fracasa, también reflotar el sistema hospitalario que requiere cuando se fracasa en el primer nivel y se tiene que llegar a un hospital. Nada de eso ha ocurrido en estos 10 meses y otra vez insisten en lo mismo sin destinar fondos al primer nivel de atención y al nivel hospitalario”. 

Explicó que “hay dos enfoques distintos que parten de situaciones y realidades distintas”. “En el enfoque comunitario de fortalecimiento del primer nivel de atención, en alianza con la comunidad, lo que se busca es la prevención y la promoción de la salud. En el caso del enfoque hospitalario militar y policial, lo que se busca es que la gente se cure mejor, que se cure bien o que tenga las condiciones para curarse”, dijo.

“Tampoco han podido abandonar la estrategia del enfoque hospitalario militar policial, porque además les da réditos políticos. Esa es la esencia porque no han dejado este enfoque y no han avanzado en el enfoque comunitario, con un reforzamiento del primer nivel de atención de salud, que son los centros y puestos de salud en alianza con la comunidad y la población organizada”, manifestó.

Gobierno tiene que reforzar primer nivel de atención

“El gobierno—subrayó—tiene que cambiar totalmente el enfoque hospitalario policial y militar, pasar a un enfoque comunitario con el fortalecimiento del primer nivel de atención, con actividades serias de prevención y promoción de la salud para crear información, educación y comunicación en el nivel local con enfoque de riesgo, y también fortalecer los hospitales, porque ahí va a llegar la gente, pero el eje fundamental es cortar la transmisión del virus y disminuir los contagios”.

“El hecho de trabajar con la población, hay que tomar en cuenta, no significa necesariamente un trabajo de promoción y prevención. El ministerio viene trabajando estas actividades de modo aislado en los centros de salud, pero no están en relación directa con el trabajo que se hace en los puestos de salud. Lo que se quiere es el diagnostico local de salud con enfoque de riesgo, es decir cuales son los lugares de riesgo, como convertir un hogar en hogar saludable, en familia saludable, en barrio saludable, en distrito saludable, mercado saludable. Todo eso requiere pautas técnicas. Un médico que visita un domicilio puede dar pautas para mejorar sin necesidad de mucho dinero para la población”, precisó.

Aclaró que “el enfoque comunitario no es generar una asamblea, eso es asambleísmo, eso es política”. “Eso es lo que temo pueda hacer en estos momentos el gobierno. Lo preocupante aquí es el enfoque comunitario con enfoque de riesgo en la comunidad, con los médicos y trabajadores de salud del primer nivel de atención, y no es convertir, como es la propuesta de la ministra, porque ha dicho que el primer nivel de atención es la contención. El primer nivel de atención no es contención porque no curas, la intención es prevenir. Si pones el nivel de atención como un cinturón para que no lleguen los pacientes a los hospitales, has distorsionado el rol del primer nivel de atención”, dijo.

Comentó que “la prioridad ahora es la pandemia, y lamentablemente la gente muere por eso en los hospitales”. “Los sistemas de referencia para las enfermedades, como crisis hipertensivas, la diabetes descompensada, las enfermedades crónicas degenerativas, los accidentes, todos ellos llegan a los hospitales, como están colapsados y ya no hay camas para ellos, ellos se quedan en la puerta, están ahí y fallecen. Tan precaria y básica es el sistema de salud, que con tan pocos los hospitales están colapsados”, apuntó.

“Por otro lado, el primer nivel de atención, que son los centros y puestos de salud, que son los que deberían atender esos casos, no lo hacen porque no hay especialistas, no hay suficientes médicos o están abocados ahora a contener a los pacientes con covid para que no lleguen a los hospitales. Eso es un enorme error en el diseño organizacional de nuestro país, que va a traer y está costando vidas en nuestro país”, observó.   

Bono de 660 soles tiene motivación electoral

Señaló que “lo que va a tener impacto en la población votante son los 660 soles que el Gobierno va a entregar en los próximos días”. “Esto puede distorsionar el propio proceso electoral. Yo no entiendo porque los partidos políticos, que están en contienda y tienen prohibido por ley dar dadivas en procesos electorales, no han mirado este efecto, que puede tener esta forma de combatir la pandemia. Si no existían otras alternativas, podría ser valido este argumento. Sin embargo, este argumento queda invalidado, por la propia realidad y la experiencia que ya ha tenido el país”, advirtió.

“Acá hay que afinar los ojos, y darnos cuenta que de lo que se trata es, o bien postergar el proceso electoral, o bien, distorsionarlo bajo este mecanismo de los subsidios a 4.2 millones de personas de nuestro país”, remarcó.

“En una pandemia—aseveró—lo que se trata es evitar que la gente se contagie y se enferme. En el país hay un contagio masivo y es probable que las medidas que tome el gobierno serán incumplidas y va a traer serias secuelas, porque la infección va a seguir y el colapso va a ser mayor. El gobierno se ha equivocado esta vez rotundamente, porque si daña la economía también daña la salud. Aquí hay un tema esencial, da 660 soles por persona, pero no es capaz de resolver los problemas gremiales y sindicales que tiene el sector salud. No puede asignar recursos para pagar la deuda a los servidores. Ahí se nota la motivación política”.

“Si el presidente de la República hubiese dicho voy a destinar 10 mil millones de soles al sector salud, para reflotar y reactivar podría pensarlo, pero mientras eso no ocurra, mientras no se haga cantidad de pruebas moleculares o la prueba antigénica a toda la población que está en cuarentena, mientras no se vaya casa por casa haciendo despistaje, no se aísle a los contactos que están enfermos, no vayas dando medicamentos paliativos y mientras no resuelvas la compra de la vacuna, sino hacemos todo esto, es imposible que todo esto tenga efecto. Yo creo que lo que hace el gobierno es fortalecer su política clientelar con miras al proceso electoral”, subrayó.

Ver entrevista…