CRISIS EN VENEZUELA: SUELDO MÍNIMO APENAS ALCANZA PARA COMPRAR UN JABÓN O UNA PASTA DENTAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Miles de familias venezolanas sobreviven a crisis humanitaria ganando $6 dólares, cifra que apenas alcanza para adquirir un jabón de tocador o una pasta de dientes. Entre tanto, régimen dictatorial de Maduro se niega al ingreso de ayuda humanitaria.

RCR, 25 de febrero 2019.- La crisis humanitaria en Venezuela agudiza con el correr de los días. Mientras el régimen dictatorial de Nicolás Maduro se opone con tiranía al ingreso de ayuda humanitaria, cientos de familias venezolanas sobreviven a la crisis ganando un sueldo mínimo de $ 6.00, monto que apenas alcanza para comprar un jabón de tocador y una pasta de dientes.

Así lo confirmó el periodista del diario La Voz de Caracas, Martin Lobatón, quien precisó que, según una última encuesta elaborada en el mes de enero, el monto de la canasta básica familiar en Venezuela se ha elevado en 256%, lo que evidencia claramente la gravísima situación en materia económica que atraviesa el país sudamericano y deja en claro el deterioro del régimen dictatorial de Maduro.

“Ahorita mismo, un jabón de tocador pequeño está entre 10 a 12 mil bolívares, lo que aquí en Venezuela equivale a $3.00, producto del deterioro del billete norteamericano. Es decir, casi todo el sueldo mínimo de un venezolano se gasta en un jabón de aseo personal. Esa es la cruda realidad que estamos viviendo y que ha generado el gobierno del señor Nicolás Maduro”, aseveró.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Lobatón también detalló que, en los pocos centros comerciales que a duras penas sobreviven en Venezuela, la pasta de dientes –dependiendo la marca- se vende a 20 mil bolívares. Eso quiere decir, cada familia venezolana podría gastar casi todo su sueldo mínimo en adquirir un material de aseo personal.

“Antes aquí se vendían productos, como la pasta de dientes, que no eran muy conocidos, y se les llamaba “tapa amarilla” y se recomendaba no comprarlos porque no tenían garantía. Ahora, con la crisis, todas las familias compran esos productos y se gastan casi todo su sueldo mínimo en ello. Así están las cosas aquí, y esto padece el pueblo de Venezuela”, lamentó.

Mientras las familias venezolanas sobreviven a este viacrucis, el régimen de Nicolás Maduro se opone con tiranía al ingreso de ayuda humanitaria. Así se pudo comprobar el último fin de semana, cuando secuaces del dictador Maduro quemaron sin escrúpulos los camiones que transportaban alimentos, medicinas e insumos para ayudar a los más necesitados de Venezuela.

“La ayuda humanitaria no ha ingresado por ninguna de las dos fronteras, ni por Brasil ni por Colombia. Creo que este fin de semana, el mundo ha podido ver lo peor del régimen de Maduro, que mandó a quemar la ayuda humanitaria destinada a ayudar a los más vulnerables aquí en Venezuela. Tampoco ha entrado la ayuda que venía por el mar, porque han bloqueado la frontera marítima. Es increíble el nivel inhumano”, subrayó.

En ese sentido, Lobatón dijo que la población venezolana está a la expectativa de la reunión del denominado “Grupo de Lima”, que se celebrará hoy al mediodía con la presencia del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, así como la de otros representantes, incluido el vicepresidente de los Estados Unidos de América, Mike Pence.

“Estamos a la espera de lo que se pueda definir el día de hoy en en el Grupo de Lima, en esta reunión que se dará en Colombia y que va a reunir a importantes autoridades. Todo el pueblo de Venezuela va a seguir este evento y quiere escuchar a nuestro presidente interino, Juan Guaidó, explicar a la comunidad mundial la tiranía que se está viviendo en nuestro país”, acotó.

SE SUMAN MÁS MILITARES

Por otro lado, Lobatón también se refirió a los cientos de militares de las Fuerzas Armadas de Venezuela (se estima que fueron más de 150) que el último fin de semana cruzaron la frontera hacia Colombia y declararon, de manera pública, su rechazo al régimen de Maduro y su lealtad al gobierno interino constitucional de Juan Guaidó.

“Esta situación se veía venir, ya que el llamado a la amnistía, el llamado de la presión nacional e internacional para que los miembros militares y de la Guardia Nacional de Venezuela desistieran a apoyar a Maduro era muy fuerte. Entonces, han sido cerca de 150 los funcionarios, entre militares, policías y funcionarios que ya se han puesto del lado correcto de la historia”, añadió.

Sin embargo, Lobatón dijo que la población de Venezuela no quiere más deserciones individuales, sino un abandono al régimen de Nicolás Maduro que sea en bloque. “Lo que genera un cierto disgusto en la población es que estas sean decisiones individuales y no haya, hasta el momento, un retiro en bloque, donde cientos de militares rechacen el régimen de Maduro. Eso aún se espera y genera tensión entre todos”, comentó.

A su vez, el periodista del diario “La Voz” de Caracas señaló que la cúpula más radical que todavía protege a Nicolás Maduro no lo protege por un tema de “lealtad”. Reveló que este círculo de militares está defendiendo su “integridad penal”, debido a que muchos de ellos tienen serios vínculos con la corrupción que por años ha saqueado a Venezuela y ahora la tiene al borde del colapso.

“Esta cúpula de generales que le da soporte a Maduro porque se sienten comprometidos con los hechos de corrupción que han generado la crisis en Venezuela. Además, se sabe que tienen vínculos muy cercanos con el narcotráfico y harán hasta lo imposible porque esto no salga a la luz. Y la única manera de evitar eso es defendiendo a Maduro. Por eso su férrea “lealtad”, agregó.

MADURO EN CAÍDA LIBRE

En otro momento, Lobatón se pronunció sobre la poca acogida que tuvo el evento denominado “Para la Guerra Nada”, que convocó el propio Nicolás Maduro como una contraofensiva al multitudinario y exitoso concierto “Venezuela Aid Live”, que reunió a miles de personas y a cientos de artistas que expresaron su rechazo a la tiranía y la dictadura del heredero de Chávez.

“El concierto que organizó Maduro fue un fracaso. Se calcula que no llegaron ni a las mil personas y los artistas que supuestamente se iban a presentar nunca llegaron. Lógicamente, no querían verse manchados por esta dictadura. Cosa contraria pasó en la frontera con Colombia, donde todo fue un éxito y demostramos al mundo que vamos a luchar hasta el final para terminar con esta crisis”, sentenció.

Escuchar Entrevista