Costa norteña podría convertirse en potencial mercado de frutales tropicales orgánicos, sostiene director general agrícola del Minagri

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Ingeniero Ángel Manero, destaca la posibilidad que la pequeña y mediana agricultura del valle de San Lorenzo compita en el mercado agroexportador.

Advierte que tras el FEN es necesario contar con un seguro agrario.

Octubre 14, 2017.- El director general agrícola del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) ingeniero Ángel Manero Campos, manifestó que la región Piura podría convertirse en un potencial mercado de frutales tropicales orgánicos para el mundo, sin embargo, hay que trabajarlo.

En declaraciones al programa “Amanecer en el campo” de radio La Mejor de Tambogrande, en Piura, Manero Campos, resaltó las ventajas que existen en la región para el cultivo de las frutas. “Tenemos las condiciones excepcionales para pensar en un gran futuro de mercado, pero hay que trabajarlo”.

 Además, dijo que ante la tendencia mundial del consumo de productos transgénicos -y siendo nuestro país libre de estos- y aquellos que no pertenecen a esta línea, van a tener una mejor valoración del mercado y si son orgánicos mucho más.

El director general agrícola del Minagri, también destacó la posibilidad que la pequeña y mediana agricultura del valle de San Lorenzo compita en el mercado agroexportador, sin embargo, tras los embates de la naturaleza advirtió de la necesidad de contar con un seguro agrario que permita reactivar los cultivos ante los desastres naturales.

“Nos está faltando un seguro que nos ayude a protegernos, es por eso que ahora en el Decreto de Urgencia N° 007 – 2017,  se ha puesto el inicio del seguro a los pequeños productores que es el seguro al crédito agropecuario. Estamos esperando que el MEF apruebe el reglamento, pero en general se necesita promover más los seguros para que cuando hayan malos años de precios o de desastres naturales, el seguro ayude a reponer lo perdido y el agricultor empiece la siguiente campaña capitalizado. Ese es un gran reto”, sostuvo.

Tras el Fenómeno El Niño costero (FEN), en el valle de San Lorenzo y Tambogrande queda la necesidad de trabajar y preparar los pequeños terrenos para fenómenos naturales siguientes, agregó.

“Es dramático que la gran empresa agroexportadora sí tenía sus instalaciones protegidas preparadas para un niño, pero los pequeños agricultores no, y eso por las carencias sociales, y allí se necesita un programa de ayuda a los pequeños productores a prepararlos para niños futuros”, enfatizó el funcionario del Minagri, asegurando que en otros países los seguros con pequeños agricultores no funcionan solos y que el Estado debe subvencionarlos, cofinanciarlos para que funcione”.