En Vivo

CONVEAGRO Y GREMIOS AGRARIOS PARARÁN EL CAMPO EL 13 DE MAYO ANTE DESATENCIÓN GUBERNAMENTAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

El secretario general colegiado de la Confederación Campesina del Perú (CCP), Jorge Prado Sumari, informó también que CONVEAGRO y los gremios agrarios organizadores de la paralización, fueron convocados, a última hora, por la ministra de Agricultura, Fabiola Muñoz, a un “dialogo preparatorio” para el próximo martes 7 de mayo, antes de la cita principal que sostendrán con el presidente, Martín Vizcarra, para abordar la solución a sus demandas.     

RCR, 06 de mayo 2019.  Los gremios agrarios, como la Junta Nacional de Usuarios de los distritos de Riego del Perú (JNUDRP) y la Confederación Campesina del Perú (CCP), entre otros, agrupados en torno a la Convención Nacional del Agro Peruano (CONVEAGRO), realizarán un paro nacional, el próximo 13 de mayo, ante la desatención manifiesta del Estado a la crítica situación del campo y su reiterada negativa a atender sus urgentes necesidades, anunció el secretario general colegiado de  la CCP, Jorge Prado Sumari.

“Desde CONVESAGRO, hemos decidido plantearle al gobierno de una medida preventiva de paro, para el 13 de mayo, con la idea de esperar una respuesta adecuada del presidente (Martín Vizcarra), y generar un espacio de diálogo que permita resolver los graves problemas que afecta a la pequeña agricultura que, en el Perú, representa el 80% de esta actividad productiva… El Estado mira a cualquier lado y no atiende nuestro reclamo y nuestra agenda”, subrayó.    

Tras indicar que el restante 20 % está enmarcado en la agroexportación, destinada al mercado externo, dijo que su sector está centrado en las comunidades campesinas y la pequeña agricultura familiar, y “producimos para nuestro mercado local y la seguridad alimentaria”.

Las principales demandas de los gremios agrarios incluyen los siguientes puntos: 1) La reducción de aranceles a la importación de alimentos (políticas agrarias del Estado promueven las importaciones y merma la producción nacional, generando desempleo.

Asimismo, 2) el cambio de la regulación de las juntas de usuarios de agua; 3) el impulso de la agricultura familiar; 4) También, los gremios cuestionan la Ley de fortalecimiento de las Organizaciones de Usuarios de Agua (Ley 30157).

En ese contexto, el dirigente de la CCP recordó que el proceso de reforma agraria, desarrollado por el gobierno del general Juan Velasco, y orientado a abastecer de manera exitosa nuestro mercado nacional produciendo alimentos, lamentablemente ha sido desatendido desde el Estado.

“Más bien, se ha preferido que, a través de diferentes medidas, nuestro consumo interno sea atendido por la industria alimentaria que de manera sistemática está retirándonos del mercado y de nuestra capacidad productiva”, anotó. 

Agregó que existe un proceso de financiación, desde el campo a la ciudad, a través del sistema que permite la libre importación de productos, la misma que “nos hace una competencia desleal con el mercado” nacional.

“Entonces, es la producción extranjera la que nos va quitando el mercado local a los productores. Y el reclamo de los cocineros, que plantean una alianza cocinero-campesina, lamentablemente no podrá dar resultado, porque el Estado no tiene políticas públicas que hagan posible el verdadero desarrollo del Perú. El agro debe ser el motor de nuestro desarrollo, pero no puede hacerlo porque no contamos con las políticas públicas que el Estado debe dar”, puntualizó.

Sin embargo, refirió que el Estado sí ha aplicado una política pública favorable a la agroexportación, mediante la financiación y subsidio de esta actividad productiva agrícola.  

Reclamó por ello al Estado que si la agroexportación ha tenido esas facilidades, “por qué razón a quienes producimos para el mercado no se nos da políticas públicas similares que nos permita producir en mejores condiciones y hacer de nuestra gastronomía un sector mucho más pujante”.

En diálogo con el programa “Hora de Cambio” de Red de Comunicación Regional (RCR), Prado informó también que CONVEAGRO y los gremios agrarios organizadores de la paralización, fueron convocados, a última hora, por la ministra de Agricultura, Fabiola Muñoz, a un “dialogo preparatorio” para el próximo martes 7 de mayo, antes de la cita principal que sostendrán con el presidente, Martín Vizcarra, para abordar la solución a sus demandas.         

“(La solución) es un problema de decisión política. Decisión política que va a llamar la atención de quienes están viviendo este bienestar, como consecuencia de este abandono del campo, que es la agroindustria, que viene importando productos agrícolas a precios subsidiados, y que los van enviando al mercado (nacional)”, aseveró.

Recalcó que el paro agrario preventivo que han programado para el próximo 13 de mayo, es el resultado y la consecuencia directa de la falta de diálogo y receptividad, por parte del gobierno central en pleno.  

“(Pero) a raíz de la medida ésta del paro, el Estado ha buscado inmediatamente conversar con nosotros. Pero ya nosotros queremos (ahora) conversar al más alto nivel. Porque necesitamos ser atendidos. Ya no podemos seguir siendo mecidos, a través de Mesas (de Diálogo) o a través de los ministerios”, enfatizó.   

En todo caso, estimó que el paro agrario podría suspenderse, en la medida que el Estado exprese su voluntad manifiesta de responder el pliego de reclamos de los pequeños agricultores, “fijar los puntos y temas, a fin de que puedan resolverse en el más breve plazo nuestros diferentes reclamos”.

Ver entrevista…