CONOCE A ELIZABETH, LA ARTISTA PIURANA QUE PINTA ESPERANZA DURANTE LA CUARENTENA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario el Tiempo de Piura 

Elizabeth Berrú es una joven paiteña que dibuja desde siempre. Con su arte ha plasmado los momentos que han le han regresado la esperanza a todos los peruanos, durante la cuarentena.

Seguramente recuerdas la tierna pintura de un policía cargando a un adulto mayor que iba a cobrar su bono en Huancabamba. Esas pinceladas llegaron gracias a Elizabeth Berrú.

Conoce su historia en la siguiente nota.

Elizabeth o Elita, su nombre artístico, pinta desde el colegio, motivada y con ayuda de sus padres estudió la carrera de arte en la Escuela Superior de Arte Ignacio Merino, en Piura.

El estado de emergencia la atrapó en Trujillo y desde el primer día no dejó de dibujar. Mientras todos veíamos por los medios de comunicación las calles desoladas, el número de contagiados y mucho miedo,  Elizabeth pintó.

Entre tanta confusión y miedo por la pandemia, Elizabeth vio una luz y la pintó.

“Mi primer dibujo es la de una policía que le coloca una mascarilla a un ancianito. Esa fue la primera buena acción que dibujé, la policía ve al abuelito sin protección, se acerca y se la pone”, cuenta la artista.

Las pinturas de Elizabeth son una colección de actos heróicos. Policías ayudando a abuelitos, médicos y enfermeras sacrificándose por los pacientes, personas ciudadano a los animalitos, religiosas cargando balones de oxígeno para los enfermos. Cada una de esas buenas acciones la inspiró.

“A mí lo que me motivó fueron las buenas acciones de los seres humanos, lo que hacían los policías, los miembros de las fuerzas armadas, los trabajadores de salud y nosotros los ciudadanos”, cuenta.

Elizabeth siguió dibujando hasta que una de sus pinturas de volvió viral: el policía que cargaba a un abuelito que iba a cobrar su bono.

Elizabeth sube sus obras a las redes sociales, sus seguidores replicaron su historia hasta que llegó a los medios de comunicación.

“He sentido bastante apoyo por medio de las personas, gracias a los que comparten, mi arte se hace viral”, agradece.

Gracias a sus pinturas ha conocido, por llamadas y mensajes, a las personas que han sido retratados por su pincel.

“Conocí a Máximo Águila, el policía que cargó al abuelito, lo etiquetaron en una publicación y me agradeció por dibujarlo”, relata

También conoció a Patricia, la policía que le dió la mascarilla al abuelito. A Yoshida, la obstetra que viaja en bicicleta a su centro de trabajo. A George el policía que patrulla con Akira, su compañero canino.

Confiesa que le gustaría conocer a todas las personas que la han motivado a dibujar en estos momentos tan difíciles.

Con sus pinturas ella no solo quiere transmitir esperanza, quiere que los peruanos vean que hay buenas acciones que merecen ser imitadas y rendirle un homenaje a todos los héroes anónimos de esta emergencia.

“Quiero generar conciencia en la población a través de mis pinturas, para que vean los actos positivos e incentivar a que pongan en práctica esos grandes valores que son la solidaridad, el amor al prójimo y a los animalitos”.

Elizabeth pasaría todo el día dibujando y pintando, encontró una manera de plasmar su fe y esperanza en su arte. No solo para motivarse a sí misma sino para darle ánimos a los demás.

Datos
·   La artista piensa organizar una exposición, con las 60 obras de arte que viene pintando desde el día 1, cuando termine la cuarentena.