Congresista Pariona insiste: problema de La Oroya sólo puede ser resuelto por PPK

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Advierte que un tema fundamental será revisión de los parámetros ambientales establecidos por el MINAM.

RCR, 11 de julio de 2016.- El Congreso de la República no va a negarse a ampliar el plazo que permita la eventual venta de los activos del Complejo Metalúrgico de La Oroya para el reinicio de sus operaciones y no es necesaria una marcha de la población porque la solución definitiva del problema está en manos del nuevo gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, manifestó el parlamentario Federico Pariona Galindo.

En entrevista a RCR, Red de Comunicación Regional, el legislador reelecto por Junín (Fuerza Popular) expresó su preocupación frente a la actitud del presidente electo y expresó su esperanza de que este se rectifique e inicie un verdadero diálogo con los dirigentes y población de La Oroya así como exprese su firme voluntad de sacar adelante la planta.

Como es público, el presidente electo remarcó que la solución del problema de la refinería está en manos del Legislativo y convocó a la población oroína hacer una marcha al Congreso con el fin de solicitar la ampliación del plazo para convocar a inversionistas y la venta de los activos de la empresa Doe Run lo que permitiría la reactivación del complejo.

El parlamentario recordó que los pobladores y trabajadores de La Oroya –que tras siete años de paralización de la refinería están muy agobiados (por la crisis económica en que está sumida la ciudad)- han expresado su rechazo a la iniciativa de PPK porque son conscientes que la solución no estriba en marchas para establecer un nuevo plazo (que vence el 27 de agosto).

Asimismo calificó de peligroso el mensaje de Kuczynski, recordó que durante los últimos años los conflictos sociales en el país han generado marchas y protestas de la población que han dejado el saldo de varias muertes.

El representante por Junín insistió que la solución del problema requiere de una firme voluntad política del nuevo gobierno para la toma de decisiones en sus diferentes sectores –principalmente los ministerios de Energía y Minas, Ambiente, y Economía y Finanzas- con el fin de reactivar la refinería.

Se ratificó asimismo en advertir que el problema fundamental que impide que inversionistas se interesen en la reactivación del complejo son los estándares ambientales dispuestos por el Ministerio del Ambiente (MINAM), tema que precisamente compete al Ejecutivo.

Especialistas, inversionistas y autoridades han advertido que técnicamente es imposible que se cumpla con la normatividad ambiental en el Complejo Metalúrgico de La Oroya de un límite de 18 ECA (Estándares de Calidad Ambiental, medida de microgramos por metro cúbico que busca limitar las emisiones de azufre).

El legislador dijo que la problemática general del complejo y de las ECA en particular, exige una evaluación eminentemente técnica y, en ese tenor, sugirió que el gobierno entrante convoque la competencia de técnicos de prestigio internacional, en tanto, se debe tener cuidado en no politizar el tema, especialmente en el aspecto de los estándares ambientales.

Sostuvo, además, que es necesario que la administración de PPK explique a la población de La Oroya y el país en su conjunto todos los aspectos relevantes sobre la problemática de la refinería.

En otro momento, Pariona Galindo criticó al Gobierno de Ollanta Humala por su escasa capacidad de diálogo sobre el tema que impidió arribar a una solución satisfactoria, actitud del cual, dijo, fue testigo en calidad de coordinador del grupo de trabajo sobre la problemática de La Oroya y como miembro de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso.