CONGELAR LAS DEUDAS PONDRÁ EN RIESGO LA ECONOMÍA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario el Tiempo de Piura

Economistas advierten que el sistema financiero sería golpeado con medida aprobada por comisión del Congreso.

En las próximas semanas, el se van a acostumbrar a no Congreso debatirá una polémica propuesta de congelar las deudas a los bancos y obligaciones a otras entidades, como una salida a la crisis que viven las familias.

De aprobarse la ley, quedarían en suspenso pagos de hipoteca, tarjetas de crédito, préstamos personales, pagos de servicios básicos, pensiones y hasta tributos. Para el economista y exministro, Jorge Gonzáles Izquierdo, se trata de propuestas de “populismo económico” que entrañan un peligro para la economía.

“Si saco leyes diciendo que ya no paguen por seis o nueve meses, lo que estoy haciendo es dejar sin ingreso a las otras instituciones. No es que no pasa nada. Vas a poner en peligro a muchas empresas. La pregunta es ¿Quién los ayuda?”, dice.

Refiere que esto implicaría que las entidades afectadas pidan subsidios al Estado para no perjudicarse.

“La otra pregunta es: ¿de donde va sacar la plata el Estado para hacer eso? Entonces se va a endeudar al Estado para reponer el ingreso que la gente no le  da, pero hasta cuánto puede llegar ese endeudamiento. No es tan fácil proponer eso”, agregó.

Desde la otra vereda, el congresista de APP, Mario Quispe, precisó que la prioridad es garantizar la subsistencia de las familias.

“Dijeron lo mismo que iba a colapsar la economía cuando aprobamos el retiro del 25% de la AFP […] Quizás el análisis de los especialistas sea de escritorio o teórico, pero está de acuerdo a la realidad. Debemos priorizar la subsistencia de la vida humana, debemos  priorizar que exista el alimento en cada uno de los hogares”, comentó.

Quispe muestra un especial respaldo a la suspensión del cobro de los servicios básicos.

“En Sullana, casi el 80% de la población económicamente activa es informal y tienen ingresos diarios. En su mayoría son mototaxistas, comerciantes, intermediarios. No existe esa posibilidad económica de cumplir con el pago puntual de los servicios. Eso no debe ser motivo para el corte”, dijo.

SON POPULISTAS

Para Gonzáles Izquierdo, este tipo de normas tendrá respaldo de la mayoría de la población y no se tomará en cuenta el riesgo.

“Estoy seguro que la gente va a aplaudir, pero no se trata de eso, sino que debemos ser responsables. Cuando uno no paga, alguien no recibe un ingreso. Esto es populismo económico y la historia nos demuestra que eso nunca ha terminado bien”, refirió.

El riesgo inmediato, agregó, es que aumentará la morosidad bancaria y los bancos deberán hacer provisiones mayores, quedando sin utilidades. Otro efecto, dijo, recaería sobre las tasas de interés que se pagan.

“Lo más probable es que reaccionen así [modificar la tasas de interés], porque se tiene que subir el precio de tus productos que vendes para agenciarte de ingresos. Eso es lo más probable que suceda”, aseveró.Para el parlamentario piurano Mario Quispe, el calificativo de populista no es un agravio.

Agrega que hay consenso de las bancadas para aprobar la medida.

“Ninguna se va a oponer porque esa es una necesidad que tiene el pueblo. Este Congreso ya ha demostrado que no está a espaldas de sus necesidades. […] Si ser populista es escuchar a la voz del pueblo y legislar a su favor, no me molesta que me digan populista”, dijo.

Es preciso señalar que los cinco proyectos de ley sobre la suspensión de cobros y congelamiento de deudas, ya pasó el filtro de la comisión de Economía. Se elabora el predictamen que recabe las cinco iniciativas, para someterlo a debate del pleno del Parlamento.

AHORRISTAS

Para los economistas Williar Hidalgo y Guillermo Dulanto, la propuesta es muy peligrosa.

“Si bien es cierto, los beneficios pueden ser inmediatos a las personas, pero en el largo plazo podría afectar a las empresas y su crecimiento”, manifestó Hidalgo.

Refirió que el sistema bancario es muy sensible y no se debe intervenir mediante ley.

“Fácil es decir que sacan una ley para que no Mpaguen por seis meses, pero de otro lado tienes a los ahorristas que tienen que seguir cobrando sus intereses por sus ahorros. El dinero no es del banco”, agregó.

Para Guillermo Dulanto, cada cliente debería renegociar.

“Se podría crear un caos en el sistema financiero. Imponer desde el Estado crearía un precedente complicado de intervención en contratos privados. En lugar de postergar deudas por ley, debería darse un marco regulatorio tipo proceso concursal en Indecopi para una negociación”, sostuvo.