CONFLICTO DEL PRESIDENTE VIZCARRA CON EL CONGRESO AGRAVA MÁS LA ACTUAL CRISIS ECONÓMICA Y SANITARIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 08 de julio de 2020.- Jorge Chávez Álvarez, presidente ejecutivo de la Constructora Maximixe y expresidente del Banco Central de Reserva (BCR), consideró que el enfrentamiento entre el presidente Martín Vizcarra y el Congreso agrava aún más la actual crisis económica y sanitaria que sufre el Perú. También expresó la necesidad de la conformación de un nuevo gabinete con gente capaz.

“Es una agravante en medio de una de las peores crisis de la historia del Perú, que tiene su origen en la fragilidad de nuestro sistema político, que permite que personas sin mayor preparación lleguen al Congreso y partidos políticos que son clubes electorales caudillistas, que tienen dueño y que no piensan en el país sino en sus propias conveniencias. De otro lado, un ejecutivo bisoño que ha venido manejando muy mal la política sanitaria y económica para paliar los efectos en los bolsillos y en los empleos”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

En ese sentido, dijo que “el presidente Vizcarra debería convocar a un nuevo gabinete con gente capaz de manejar situaciones complejas y difíciles”. “No importa que no sean sus amigos, tiene que convocar a los mejores, hay gente muy preparada en el Perú, que podría contribuir mucho a sacarnos de este hoyo. Si no, la salida a la crisis va a ser muy larga, la recesión va a durar hasta el 2022. En todo ese tiempo habría mucho dolor para muchas familias peruanas por perdida de ingreso y desempleo”, sostuvo.

“Nuestra economía está retrocediendo y este año va a ser la más recesada en América Latina, ya se ha generado más de tres millones de desempleados. También muchas microempresas han cerrado sus puertas. Todo esto significa una pérdida tremenda en la población que es la base de la pirámide económica y social del país. De otro lado, el gobierno con un enfoque muy vertical, que da recursos que se concentran en las grandes empresas”, agregó.

Precisó que “la inversión se ha venido a pique lo mismo que el consumo”. “Reactiva y los otros programas no amortiguan en nada el impacto en la base de la pirámide económica y social, por eso es que el consumo se ha ido a pique. Si las medidas hubieran estado dirigidas a proteger a los más vulnerables, que son las micro, pequeñas y medianas empresas, entonces no se hubiera presentado una caída tan abrupta del consumo”, subrayó.

“Al no haber caído el consumo tan fuertemente, la inversión podría haber respondido mejor, porque el consumo representa el 65% del Producto Bruto Interno, factor preponderante en el crecimiento a corto plazo. Por tanto, ha estado muy mal manejada la parte económica y también la parte sanitaria. La cuarentena ha sido la más larga del mundo y sin embargo el contagio ha seguido creciendo”, agregó.

Resaltó que “es un error desmarcarse del sector privado, porque conocen los son las empresas que producen”. “Lo que sí hay que evitar es la influencia de los grandes grupos económicos porque van a tratar de llevar agua para su molino y por tanto hay que escuchar a los empresarios que representan mejor a las medianas y pequeñas empresas. De esa manera, se podrían mejorar las políticas”, dijo.

Con relación a la actuación del Congreso, expresó que “preocupa poner un porcentaje para la educación en la misma Constitución”. “Mañana se podrá poner otro porcentaje a la agricultura, a la pesca, a la salud, a lo que sea y la suma puede pasar de repente el 100%. No se puede tomar decisiones congresales de una manera improvisada como lo hace el Congreso y el Gobierno. El Perú ahora está a la deriva”, subrayó.

Respecto a la pandemia expresó que “en los discursos oficiales cotidianos no se han dado cifras objetivas, porque las cifras oficiales de las muertes y los contagios están por debajo de lo que es la realidad”. “Tampoco hay una estrategia clara para enfocar esta situación, de tal manera que esta tercera fase de la pandemia se parece a la primera y segunda fase”, anotó.

“Estamos en una especie de caos, donde no se percibe una autoridad y eso se refleja en el abuso de las clínicas. También el oxígeno que pudo solucionarse con cierta planificación, porque se pudo prever desde marzo. Hay una gama de errores que se han cometido y han llevado a la aglomeración de gente en los mercados y no ha habido la participación activa de las Fuerzas Armadas en una situación de guerra no convencional como la que existe”, mencionó.

Aseveró que “el gobierno si bien ha recibido un sector salud muy endeble, también ha recibido las arcas fiscales más repletas que ha habido en la historia para combatir una situación de emergencia. Incluso ha tenido el soporte millonario del Banco Central de Reserva”. “No se puede quejar este gobierno, ha tenido muchas posibilidades, pero ha malgastado esos recursos sin transparencia, ha comprado con sobrecostos mascarillas, respiradores, pruebas rápidas. Eso ha afectado los intereses del país”, indicó.

Ver entrevista…