En Vivo

Confirman deceso de dos policías en enfrentamiento con narcotraficantes en el Vraem

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Se abatieron a 4 presuntos traficantes de droga y se capturó a otros 7.

Vraem, dic. 16. El viceministro de Orden Interno, Rubén Vargas; y el director de la Policía Nacional, general PNP Vicente Romero, confirmaron la muerte de dos suboficiales de la Policía Nacional tras un enfrentamiento con presuntos narcotraficantes en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Detallaron que el enfrentamiento se produjo durante un operativo de interdicción terrestre que concluyó con la incautación de un importante cargamento de droga y armas de fuego; además, fueron abatidos cuatro presuntos traficantes de drogas y se capturó a otros siete.

Al frente del operativo estuvo una patrulla de la División de Operaciones Especiales Antidrogas (Divoead) de Huamanga compuesta por 14 agentes, quienes incautaron 135 ladrillos de clorhidrato de cocaína, cuyo peso ha sido calculado en un kilo por paquete.

Asimismo, se encontró en poder de los presuntos narcoterroristas, dos fusiles AKM, un fusil G3, cinco pistolas y tres revólveres, al igual que celulares y radios portátiles.

El viceministro Vargas subrayó la importancia de fortalecer la lucha contra el narcotráfico, especialmente en el Vraem, lugar que se ha convertido en el teatro de operaciones de las mafias que trafican drogas a gran escala.

“La lucha contra el narcotráfico es mucho más compleja y peligrosa de lo que resulta combatir el crimen organizado y el terrorismo que se han unido y pretenden socavar y corromper la democracia y los organismos tutelares del Estado”, aseveró.

Del mismo modo, advirtió que cada señal de debilidad por parte de las autoridades encargadas de investigar este delito, alimenta el poder de los narcotraficantes.

“Tenemos que ser más drásticos en todos los niveles para derrotar esta lacra. El enemigo crece cada vez que un camión con insumos químicos pasa un control, cuando hacemos indagaciones no tan prolijas en lavado de activos, cuando los procesos judiciales demoran y los delincuentes gozan de impunidad, al punto de que se atreven a matar policías.Debemos renovar el compromiso de hacerle frente al narcotráfico con mayor intensidad, porque la génesis de la delincuencia es el tráfico de drogas”, enfatizó.

Peligrosa incursión
El enfrentamiento entre agentes de la Dirección Antidrogas (Dirandro) y la columna de narcoterroristas se produjo cuando los agentes recorrían a pie la ruta que separa la laguna de Apacheta y la represa Yanacocha (provincia de La Mar), a 4,400 metros sobre el nivel del mar.

Habían sido alertados por notas de inteligencia sobre un desplazamiento de ‘mochileros’ que contaban con personal de seguridad armado y que eran financiados por narcotraficantes extranjeros para realizar acopio de droga e insumos químicos.

Los presuntos traficantes de droga fueron avistados por el equipo policial al interior de formaciones rocosas, desatándose una feroz balacera durante 25 minutos. Tres de los siete que fueron detenidos presentan heridas por impacto de bala.

La PNP sospecha que eran 19 en total los agresores. En medio del ataque, el suboficial de tercera PNP Elder Soto Mozombite (27) recibió un disparo letal en la cabeza, mientras que el suboficial de tercera PNP Junior Rivera Torres resultó con una herida leve a la altura de la ceja izquierda.

La intensidad del fuego cruzado hizo necesario que se solicitara refuerzos, razón por la que un contingente policial fue enviado por helicóptero desde la base antidrogas de Palmapampa.
Para incursionar por las grutas utilizadas como escondite por los posibles narcotraficantes, los agentes del orden recurrieron al uso de gas lacrimógeno como elemento disuasivo.

Posteriormente, se supo que el suboficial técnico de segunda PNP identificado como Pedro Vitela Castro, integrante de la Comisaría de Protección de Carreteras de Tambo, quien prestaba labores de apoyo con el traslado de los delincuentes y el recojo de cadáveres, había sufrido una descompensación cardiaca, falleciendo cuando era evacuado hacia el Hospital Regional de Huamanga.

Fuente: Andina