CONDICIONES PARA UNA BUENA CRIANZA DE AVES DE TRASPATIO

Redacción 09 de octubre del 2019 - 6:08 AM

RCR, 09 de octubre de 2019.- La higiene es primordial como medida de prevención en la crianza de aves de traspatio, recomendó a las familias el médico veterinario Luis Monasí Franco en el programa Ganadería y Desarrollo al Día, de Red de Comunicación Regional.

El especialista explicó que las aves de traspatio son aquellas que se crían de manera doméstica principalmente en las zonas rurales y su importancia radica porque son una fuente importante de proteínas para la nutrición de muchos niños, por eso esta práctica es promovida en diferentes zonas.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) considera como crianza familiar de aves a aquella en la que se desarrollan hasta 300 ejemplares. Por encima de esa cifra, ya es catalogada como crianza comercial.

Luis Minasi indicó que la granja o espacio donde se desarrollarán los animales debe estar siempre limpio y ordenado. Asimismo, debe contar con un lugar techado donde las aves puedan pasar las noches sin presentar estrés.

Otra recomendación es colocar en el ingreso un desinfectante para que elimine de la planta de los zapatos algún virus o bacteria que pueda afectar a las aves. Además, se debe proveer agua salubre o clorada para evitar el ingreso de gérmenes por vía oral.

Monasí Franco señaló que la principal medida de protección es la vacunación de los ejemplares, para impedir el contagio de enfermedades.

Entre los trastornos virales que puede afectar a las aves está la enfermedad de Newcastle, que es cíclica y se reactiva a través de reservorios donde se aloja el virus, entre los que tenemos los loros y papagayos en la selva.

Es una enfermedad de distribución mundial y por eso en el Perú se realizan campañas y programas de inmunización y vacunación para evitar su propagación ya que, si las aves no tienen protección, puede afectar al cien por ciento del corral, advirtió el especialista.

El médico veterinario señaló que, ante la posible presencia de alguna enfermedad en las aves, el criador debe avisar al SENASA a fin de que envíe especialistas, quienes tomarán muestras para el laboratorio y a través de pruebas moleculares y serológicas determinarán si existe un brote.

En la eventualidad de que se establezca la presencia de enfermedad de Newcastle o de Laringotraqueítis, se aplicará un programa que incluye un plan de amortiguamiento y la vacunación para inmunizar a las aves y evitar el incremento de casos.

Luis Monasí Franco recomendó a los criadores a inmunizar a sus aves, ya que la vacunación reducirá la mortalidad de los ejemplares y permitirá contar con animales más sanos y productivos en huevos o carne.