En Vivo

Con Las Bambas Apurímac contará con recursos para cerrar brechas en educación, salud e infraestructura

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Destacan que canon y regalías mineras serán determinantes para aplicar Plan Estratégico de Competitividad tendiente al despegue económico de la región.

RCR, 16 de agosto de 2016.- Los grandes recursos que generará el proyecto Las Bambas vía canon y regalías mineras permitirán en los próximos años cerrar las brechas existentes en Apurímac en salud, educación, infraestructura y el ámbito productivo, destacó el economista Rudy Laguna Inocente, jefe del Plan Estratégico de Competitividad del Gobierno Regional de Apurímac.

En diálogo con RCR, Red de Comunicación Regional, el especialista destacó que Apurímac está creciendo un promedio de 10% anual, cifra “espectacular” que responde al proyecto Las Bambas el cual genera una gran inversión no sólo directa sino conexa con la demanda de compras locales y la dinamización de la economía en los rubros de la construcción, servicios, metalmecánica, etc.

El consultor del Centro para la Competitividad y el Desarrollo (CCD) fue convocado por el presidente Wilber Venegas Torres para dirigir el Plan Estratégico de Competitividad de Apurímac –una visión de desarrollo única y compartida con las siete provincias de esta región- el cual articula los esfuerzos del Gobierno Regional, municipalidades, empresas, asociaciones productivas y las principales instituciones de la sociedad civil.

El especialista observó que la región cuenta con diversas fuentes de financiamiento públicas y privadas –con importantes transferencias del Gobierno Nacional al Gobierno Regional y municipios- sin embargo, el presupuesto que contará Apurímac se multiplicará cuatro o cinco veces gracias al canon y regalías mineras de Las Bambas, lo que permitirá financiar los programas y proyectos del referido Plan Estratégico de Competitividad.

El Plan Estratégico, señaló, incluye el reto de cómo hacer que los tres niveles de gobierno –nacional, regional y local- utilicen bien estos recursos para garantizar el desarrollo y bienestar de la población.

Dijo que se contempla promover las inversiones privadas, mediante Asociaciones Público – Privadas, para apalancar proyectos de envergadura en los rubros turístico, hidro energéticos, etc. pues las inversiones públicas no serán suficientes para financiar grandes emprendimientos.

Detalló que el citado plan de competitividad se basa en cinco ejes fundamentales: el primero, de infraestructura vial, energética, telecomunicaciones, saneamiento, etc.; el segundo, salud y educación -clave para que el desarrollo llegue efectivamente a toda la población-.

El tercer eje es el aspecto productivo -agricultura, energía (el cual tiene grandes potencialidades en Apurímac)-; el cuarto está referido a los negocios -cómo hacer que las empresas crezcan más rápido y, para tal efecto, qué condiciones deben darles el Gobierno Regional-. Finalmente, el eje cinco, involucra la institucionalidad.

Precisó que en el rubro de saneamiento, sólo el 20 a 30% de la población cuenta con este servicio y hay una gran brecha que cerrar; asimismo en infraestructura vial (carreteras, trochas carrozables, etc.) existe un déficit de 90% que es responsabilidad del Gobierno Regional y municipalidades.

En el tema de educación, sólo del 30 a 40% de los niños son aprobados en comprensión matemática, sin embargo, con la aplicación del Plan de Competitividad se tiene previsto a mediano plazo alcanzar el 70% de los escolares, como ha sucedido exitosamente en otras regiones.

Recordó que históricamente Apurímac no ha contado con los recursos necesarios para atender estas asignaturas, escenario que cambiará totalmente con el canon y regalías mineras.

Cabe indicar que Laguna Inocente trabajó en el Plan Estratégico de Competitividad del Gobierno de Moquegua durante la Presidencia de Martín Vizcarra (2011 – 2014), gestión que obtuvo logros muy importantes en esta región, especialmente en educación, que fueron reconocidos en todo el país.