En Vivo

¿CÓMO SE PREPARA PUNO PARA LAS HELADAS?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Puno, 20 de junio 2019.-El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología – SENAMHI Puno, informó que a fines de junio y primeros días de julio se registrarán intensas bajas de temperatura en la región puneña. En tal sentido, recomendó a la población tomar las precauciones del caso y abrigar a los menores de edad y adultos mayores.

¿Cómo se está preparando la región para afrontar esta situación que año tras años genera graves estragos en la población más vulnerable, principalmente en las zonas altas? Este año se han previsto una serie de acciones que permitirán que Puno esté mejor preparada para hacer frente a las heladas. Por ejemplo, el ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento viene implementando un plan multisectorial de Heladas y Friaje 2019-2021 que incluye la entrega de cobertizos y módulos climatizados. Por su parte, el Ministerio de Agricultura ha entregado 30 mini establos y módulos de riego tecnificado en el distrito de Muñani, Azángaro, que permitirán reducir la mortalidad de ganado vacuno facilitándose su alimentación y cuidado. Por otro lado, se viene intensificando la recolección y entrega de abrigo para las familias más vulnerables.

Caso Antauta

Pero quizás el caso que conviene examinar con mayor detenimiento es el del distrito de Antauta. Desde hace algunos años la empresa Minsur viene trabajando de la mano con las autoridades locales y las organizaciones sociales en un modelo integral de prevención que ha logrado reducir enormemente los estragos causados por las heladas.

Así, por ejemplo, la anemia infantil y la desnutrición se han logrado disminuir en más de 50 puntos. Los niños ahora están mejor preparados ante el frio. En el marco del programa multisectorial SAMI, un grupo de agentes comunitarias de salud tiene el rol decisivo de monitorear las condiciones de salud infantil en el distrito. Su papel es clave para las estrategias de prevención y buena crianza de los menores. En el aspecto ganadero, la mortalidad por frio casi se ha erradicado. Hace poco la empresa Minsur anunció que a comienzos de año concluyó la instalación de 500 cobertizos en las cuencas del distrito, además de invernaderos que contribuyen a la seguridad alimentaria. Todo ello acompañado de extensos programas de sanidad animal y entrega alimentos balanceados que fortalecen a los animales. De esta manera, la economía familiar no se ve mermada.