En Vivo

COLEGIO FARMACÉUTICO: CAMBIOS EN DEFINICIÓN DE PRODUCTOS DIETÉTICOS TRAERÍA IMPACTO NEGATIVO EN SALUD

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Marcial Torres Caballero, decano del Colegio Farmacéutico del Perú, advirtió que modificación de productos dietéticos y edulcorantes hacia categoría de “alimentos” podría traer serias consecuencias en la salud de la población.

RCR, 25 de marzo 2019.– El cambio de definición de los productos dietéticos y los edulcorantes, que antes estaban integrados en la categoría de “productos farmacéuticos” y ahora pasarían al sector de “alimentos” por disposición de la comisión de Salud y Población del Congreso de la República, traería consigo un fuerte impacto negativo para la salud de toda la población peruana, advirtió el decano del Colegio Farmacéutico del Perú, Marcial Torres Caballero.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), el decano cuestionó que el grupo de trabajo del Parlamento Nacional pretenda modificar la categoría de las sustancias farmacéuticas. Según dijo, esta alteración podría traer consecuencias debido a que los pacientes podrían adquirir estas sustancias sin necesidad de receta médico. Esto generaría graves consecuencias.

“No estamos hablando de alimentos que tengan origen en el reino animal. Son productos netamente químicos que, de ser distribuidos como alimentos, podrían traer severas consecuencias para las personas que consuman estos productos. Hay que advertir que estas sustancias tienen reacciones adversas a nuestro organismo, y por lo tanto, su aprobación como alimento es sumamente riesgoso”, expresó.

Además, aseguró que existen “intereses de grandes empresas” detrás de este proyecto de ley que ahora tendrá que ser debatido en el pleno del Congreso. También indicó que, de aprobarse la norma, se pondría en riesgo la integridad de salud de miles de pacientes peruanos. Dio como ejemplo que, en regiones, al menos 20 niños han sufrido complicaciones tras ingerir estas sustancias.

“Dentro de este grupo están los micronutrientes, que aquí conocemos como chispitas para combatir la anemia. Bueno, ese producto, en 20 casos, han sido desfavorables y han traído consecuencias. Entonces, si se les empieza a considerar productos alimenticios, su adquisición será más fácil y no habrá un resguardo necesario. Creemos que este tema debe analizarse a profundidad y advertimos su efecto negativo”, refirió.

Ver entrevista completa…