COCALEROS ILEGALES DE SAN GABÁN PREMEDITARON CRUENTA VIOLENCIA EN SAN GABÁN PUNO

Redacción 12 de abril del 2019 - 4:58 PM

Especialista en temas de seguridad, orden interno y narcotráfico, Jaime Antezana, denunció también el incremento exponencial del cultivo de hoja de coca en la zona de San Gabán, en tan solo un año, al pasar de 198 hectáreas, en el 2016 a 1 296 hectáreas, en el 2017.

RCR, 12 de abril.  Los cultivadores de hoja de coca de la zona de San Gabán (Puno), provenientes de las principales áreas cocaleras del país, ya habían tomado la decisión de oponerse violentamente a la instalación, en el lugar, de la base del Proyecto Especial “Control y Reducción del Cultivo de la Coca en el Alto Huallaga (CORAH), denunció el especialista en temas de seguridad, orden interno y narcotráfico, Jaime Antezana.

“Nadie imaginó que un enfrentamiento de este tipo podía producir un cruento resultado: dos muertos, siete heridos, muchos de ellos graves; y un número no precisado de detenidos. Este resultado obedece a que los cocaleros ya habían tomado la decisión, desde inicios de abril, para impedir la instalación del CORAH, que reingresaba a la zona para erradicar los cultivos ilegales de coca”, subrayó.

Esta madrugada, se registró un cruento enfrentamiento entre cultivadores de hoja de coca y la Policía, en el sector de El Carmen, distrito de San Gabán – provincia de Carabaya (Puno), con el saldo de dos personas fallecidas y otras siete heridas, durante la instalación de una base del Proyecto Especial “Control y Reducción del Cultivo de la Coca en el Alto Huallaga (CORAH).

El alcalde provincial de Macusani (Carabaya), Fabio Vargas Huamantuco, confirmó las muertes de los dos agricultores cocaleros, y dijo que en ambos casos las víctimas habrían fallecido por disparos con armas de fuego.

Uno de los fallecidos fue identificado como Ángel Quispetupa Chumbilla, de 35 años, del distrito de Ayapata. El segundo fallecido es Héctor Velásquez Ponalco, de Andahuaylas (Apurímac). Los dos cuerpos permanecían tendidos a un costado de la pista de la carretera interoceánica.

En ese sentido, el especialista Antezana lamentó que haya sido “muy alto” el costo social a pagar por la necesaria reinstalación de esta base del Proyecto Especial CORAH en la región Puno.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Antezana denunció también el incremento exponencial del cultivo de hoja de coca en la zona de San Gabán, en tan solo un año, al pasar de 198 hectáreas, en el 2016 a 1 296 hectáreas, en el 2017.

“Estamos hablando de más del 300 % de crecimiento entre el 2016 y 2017… Lo que sí puedo decir es que todos los cerros del distrito de Sana Gabán, que es una de las zonas cocaleras más importantes de la región Puno, se habían llenado de coca, a más de dos años después que la erradicación había llegado por acá”, especificó.

Resaltó que la multiplicación de cultivadores de hojas de coca en San Gabán proviene de la llegada de elementos llegados de distintas zonas cocaleras del país, como de la parte huanuqueña del Alto  Huallaga, del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), de Ayacucho y Andahuaylas.

“Han llegado con el objetivo de sembrar mucho más coca de lo que había en los años anteriores. Evidentemente, para destinarlos a las pozas de maceración, a la cocaína. Para dirigirse por la (carretera) Interoceánica Sur hasta Pando (Bolivia); y de allí al Estado de Acre (Brasil). Ese es su destino”, puntualizó.

El experto ratificó que San Gabán es una zona operacional del narcotráfico, aunque coexistan  campesinos locales que siembran hoja de coca en pequeñas cantidades.