CNM: JUEZ CONCEPCIÓN CARHUANCHO ES PROVISIONAL EN SALA PENAL NACIONAL Y DARÁ EXAMEN SI PRETENDE PLAZA TITULAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 03 de enero 2018.- En el segundo semestre del presente año, entre los meses de agosto y octubre, el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) concluirá con el proceso de selección y nombramiento de los nuevos integrantes de la nueva Sala Penal Nacional y del Sistema Nacional Anticorrupción, los mismos que serán definitivos e inamovibles, reveló Guido Águila Grados, presidente de la institución encargada de la asignación de los jueces y fiscales en todo el país.

“En ambos casos, el consejo ejecutivo del poder judicial es el organismo que señala el número de plazas a convocar. En el caso de la Sala Penal Nacional son 29 plazas, mientras que para el Sistema Nacional Anticorrupción son 14 plazas. A partir de allí nosotros realizaremos los exámenes en base a la especialidad, que podría ser criminalidad organizada, lavado de activos, corrupción de funcionarios, entre otros temas, y con un soporte constitucional. El examen escrito está programado para el domingo 8 de abril, luego se hará una evaluación curricular y, finalmente, la entrevista personal”, explicó a RCR.

Águila hizo hincapié que en todos los procesos podrán intervenir los actuales magistrados que actualmente integran la Sala Penal Nacional, como el juez Richard Concepción Carhuancho, magistrado que ha sido materia de controversia en los últimos días

“Él ya es juez de investigación preparatoria, titular, pero en el Santa. Lo que pasó es que fue convocado por el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial para cubrir la Sala Penal Nacional. Así como él hay muchos jueces y jueces superiores que integran colegiados y son titulares, pero, en la Sala Penal Nacional son provisionales, justamente porque no se había convocado para cubrir esas plazas. Ahora se ha hecho, para octubre concluirá el proceso y una vez nombrados, serán inamovibles”, indicó.

PROVISIONALIDAD

El titular de la CNM informó el trabajo que se viene realizando para superar el viejo esquema, repetido año tras año, de la provisionalidad en la judicatura nacional.

Reveló que durante su gestión se ha cambiado la estrategia para luchar contra este problema, priorizando la calidad sobre la cantidad.

“Entre los años 2014 y 2015 se nombró cerca de 900 magistrados. El pleno de ese entonces, apostaba por el nombramiento masivo para acabar con la provisionalidad, pero fue contraproducente. El 80% de nombrados era de candidatos en reserva, que, por ejemplo, postulaban para Tumbes, pero terminaban siendo destinados a Puno. De esta manera se desvirtuaba la esencia de la magistratura, que viene ser el arraigo, el sentido de pertenencia y el conocimiento de la idiosincrasia de las zonas donde desarrollan su función”, aseveró.

Añadió que, durante la nueva gestión, el año pasado, se ha nombrado a 309 magistrados, casi la tercera parte, pero respetando criterios fundamentales como la identificación que debe tener cada magistrado con cada una de las regiones del Perú.

“Hemos nombrado a magistrados quechua hablantes, aymara hablantes, y pronto se replicará en el ámbito de la selva central. No es la cantidad, sino la calidad lo que garantiza que se vaya fortaleciendo el sentido de justicia”, señaló.

ACUSACIÓN CONTRA FISCAL

En torno a la acusación presentada por la congresista no agrupada, Yeni Vilcatoma, contra el Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, el presidente de la CNM informó que se encuentra en proceso de admisibilidad debido a que en los últimos días se ha ampliado la denuncia con 18 nuevos documentos, los mismos que se encuentran en la etapa de evaluación y análisis.

“Es un trabajo adicional, pues se debe separar lo que corresponde al ámbito del control político que está a cargo del congreso, y el control funcional que corre a cargo de del CNM. Se debe determinar cuál es la responsabilidad del fiscal Hamilton Castro, y en qué situación es responsable el Fiscal de la Nación”, precisó

Adelantó que, en el transcurso de enero, se decidirá si se inicia una investigación contra el Fiscal, o en todo caso, se archiva la acusación.