CENTRALES SINDICALES Y ASAMBLEA NACIONAL DE LOS PUEBLOS IRÍAN A HUELGA NACIONAL INDEFINIDA SI GOBIERNO PERSISTE EN DESATENDER DEMANDAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Secretario Nacional de Organización de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Hamer Villena, denunció también que la persistencia del gobierno por mantener la ejecución del cuestionado Plan Nacional de Competitividad, estriba en su necesidad por mantener el modelo económico neoliberal e hipotecar el país al corrupto empresariado nacional.  

RCR, 19 de junio 2019 .- Las cuatro centrales sindicales y las organizaciones sociales, políticas y gremiales del país, agrupadas en la Asamblea Nacional de los Pueblos, no descartan la posibilidad de convocar a una huelga nacional indefinida, si el gobierno persiste en negarse a atender sus demandas de derogatoria del eje 5 del Plan Nacional de Competitividad, que elimina los derechos laborales, tras el paro nacional de mañana, adelantó el Secretario Nacional de Organización de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Hamer Villena.

“Parece que el presidente no quiere ver más allá de sus narices de lo que pasa en el país. Y pretende consolidar un modelo que solo ha triado más corrupción y violencia… Y si no hay una respuesta o una voluntad política del gobierno, no descartamos que la Asamblea Nacional de los Pueblos y la CGTP, en una próxima Asamblea, unamos esfuerzos y programemos una medida de lucha de mayor envergadura que puede ser un paro de 48 ó 72 horas. O una protesta más generalizada que puede ser una huelga nacional indefinida. Lo cual no queremos, pero debemos encontrar una respuesta y una voluntad política, en los próximos días, después de la contundencia que, estamos seguros, va a tener el paro de mañana”, subrayó.

En ese sentido, consideró que el presidente Martín Vizcarra tiene que darse cuenta de que ha subestimado a clase trabajadora y al sector popular que tanto lo apoyó en diversos hechos de corrupción, de la reforma política o del indulto al sentenciado exjefe de Estado, Alberto Fujimori.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), denunció también que la persistencia del gobierno por mantener la ejecución del cuestionado Plan Nacional de Competitividad, estriba en su necesidad por mantener el modelo económico neoliberal e hipotecar el país al corrupto empresariado nacional.

“Detrás de esa política nacional de competitividad y productividad, aprobada mediante este Decreto Supremo 345, hay un plan siniestro de continuar con esta política económica, dejada por Alberto Fujimori. Y, segundo, continuar hipotecando el país en manos de empresarios, que lo único que han traído es corrupción”, puntualizó.

Dijo que es en ese contexto que se enmarca el objetivo 1 del citado Plan de Competitividad, por el cual se pretenden extender los beneficios a las Alianzas Público-Privadas (APP), que –anotó- solo han traído el encarecimiento de servicios y corrupción, como ha sido el caso de la concesión de los peajes.

“Y nadie ha conocido este programa, por el cual se pretende consolidar este modelo económico. Es peligroso porque, aparentemente, los únicos iluminados para armar este Plan, serían los empresarios. ¿Y no hay agente pensante en otros sectores, para poder armar un verdadero Plan para un desarrollo sostenible, y no para el desarrollo de las empresas?”, enfatizó.

El exsecretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación Peruana (SUTEP) insistió en que “como una voluntad política inicial” la administración del presidente, Martín Vizcarra, elimine el punto 5 del Plan de Competitividad, porque –apuntó- atenta directamente contra todos los derechos laborales de los trabajadores.

En ese contexto, Villena acusó al gobierno de ser el directo responsable de la ruptura del diálogo sobre la discusión del Plan nacional de Competitividad, al recordar que este tema estaba siendo debatido por el Consejo Nacional de Trabajo, hasta que el gobierno emitió inconsultamente, el último día del año pasado, el Decreto Supremo 345, que daba fachada legal a dicho Plan.

“Nosotros no somos los que hemos roto el diálogo sino, todo lo contrario, el Ejecutivo. Porque esta política nacional de competitividad y productividad, antes de ser aprobada (por el Ejecutivo)  se venía discutiendo en el Consejo Nacional del Trabajo. Y en una comisión especial que se armó con los representantes de los gremios sindicales, del Poder Ejecutivo, en la presidencia del Consejo de Ministros. Y era en esos dos espacios donde se venía debatiendo y discutiendo”, reveló.

Escuchar Entrevista