CELIS: ALCANZAMOS LA INMUNIDAD DE REBAÑO PORQUE EL COVID-19 NOS ARRASO EN IQUITOS EN LA PRIMERA OLA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fotografía: Portal El Nuevo Líder

RCR, 25 de septiembre de 2020.- Juan Carlos Celis, médico jefe de infectología del Hospital Regional de Loreto, señaló que la ciudad de Iquitos ha llegado a la inmunidad de rebaño debido a que 7 de cada 10 loretanos ya han tenido COVID-19 y lograron superar la enfermedad. Explicó que los casos de coronavirus han disminuido y ahora han vuelto a prevalecer otras enfermedades como el dengue, la leptospirosis y la tuberculosis.

“Este porcentaje de 70%, que ya ha arrojado dos estudios, es la cantidad más elevada del mundo de gente que se infectó. No hay ciudad que haya reportado tanto. Eso significa que el virus no puede contagiar tan fácil como al inicio y a esto se llama inmunidad de rebaño”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Reconoció que mientras no haya vacuna, el 20% o 30% de la población loretana es susceptible de contraer el coronavirus. “Nosotros atendemos en el Hospital Regional, en el área de consultorios que es un área COVID, pacientes nuevos de coronavirus, uno o dos al día y ya no hay colapso, porque la mayoría de casos se maneja ambulatoriamente. A la fecha solo dos pacientes están.

Esta situación la vamos a ir viendo probablemente por 8 meses como lo ha anunciado la OMS, sostuvo. Tenemos muy pocos casos y estamos esperando una segunda ola, pero hasta la fecha no observamos nada. Los datos que se están verificando señalan que muchos de nuestros pacientes ya han pasado por la enfermedad y vienen al hospital por casos distintos al coronavirus. ¿Por qué España tiene un fuerte rebrote? Porque en su primera ola han tenido solo 10% de su población infectada, en cambio Iquitos fue de 70%”, indicó.

Remarcó que “en estos momentos tengo más problema con otras enfermedades que con el COVID-19 en el hospital”. “Hay 5 hospitalizados por dengue, un niño grave, un caso de leptospirosis grave. El coronavirus nos deja un sistema afectado. Se viene la temporada de lluvias en setiembre y nos va a traer más problemas de dengue y leptospira”, resaltó.

Lima tiene 30% de infectados

Celis mencionó que “en Lima los estudios todavía arrojan 30%, máximo 40% de infectados, lo que significa que hay bastante población que se va a contagiar todavía en los siguientes meses”. Manifestó que “la gente piensa que acá en Loreto hemos hecho algo diferente, lo que pasa es que esta enfermedad nos arrasó”. “En un inicio la enfermedad todavía la estábamos conociendo en todo el mundo, por eso a curva en Iquitos es como un cerro muy empinado y también baja rápido. En Lima es una curva que se allana y tiene una meseta larga, es diferente. Nosotros no estábamos preparados en nada, no pudimos contenerlo y el virus nos avasalló”, apuntó.

“Ahora ya no nos desesperamos por hacerle una tomografía a la persona porque le duele la espalda, no estamos aglomerando para hacer pruebas rápidas, que casi no sirven para hacer un diagnóstico temprano, ya no estamos dando a la gente ivermectina e hidroxicloroquina, esas cosas nos aglomeraron, nos desesperaron y nos confundieron”, comentó. 

“Ahora estamos en otro escenario, manejamos mejor los casos, le enseñamos a la gente que esta enfermedad tiene tres fases, cada fase se maneja diferente, no hay que usar medicamentos de la segunda fase en la primera fase, no hay que tomar prednisona ni dexametazona antes de los siete días, porque eso empeora la enfermedad. Todo ese aprendizaje hace que ya estemos en otro momento. Hay pocos casos, pero lo manejamos mejor”, agregó.

Declaró que “así como los médicos hemos aprendido de los casos hospitalizados después de esta masacre, igualmente en salud pública han aprendido que mensajes claves se debe dar. No se trata de traer a la gente a las carpas para que se hagan pruebas rápidas, ahora están enseñando a la gente todo lo que hemos aprendido los médicos en el campo”. “Esa atención primaria hace bien, la gente sabe que el dolor de espalda no es neumonía, sabe que tiene que usar el pulsioxímetro, la gente está más calmada y ya no se sobremedica y esto está dando buenos resultados”, observó.

Ver entrevista…