En Vivo

Carabaya: se acortan trámites para pronta construcción de hospital de Macusani

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nosocomio demandará S/. 77 millones vía Obras por Impuestos.

RCR, 19 de agosto de 2016.- Funcionarios del Gobierno Regional de Puno se reunieron en Lima con autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas para levantar observaciones tendientes a acortar tiempos y obtener el presupuesto que permita la construcción del tal esperado hospital de Macusani, en la provincia de Carabaya, informó el doctor Percy Miranda Paz, director regional de Salud.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, el alto funcionario dijo que un equipo de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) de Puno y de la Unidad Formuladora del Proyecto, tuvo ayer una reunión de trabajo con autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y de Recursos Humanos del Ministerio de Salud (MINSA) para cumplir todas las recomendaciones y observaciones que pesan sobre el expediente técnico de la obra y acortar el tiempo para el inicio de obras.

En ese tenor, dijo que las reuniones sostenidas en el pasado también han sido muy positivas y se tiene previsto que la próxima semana se levantarán las observaciones que faltan para que el MEF otorgue la asignación presupuestaria del hospital, el cual se construirá bajo el mecanismo de Obras por Impuestos.

En efecto, en diciembre de 2013 el Gobierno Regional de Puno y el Consorcio conformado por Telefónica, Banco de Crédito del Perú y Pacífico Seguros Generales, suscribieron el Convenio de Inversión Pública Regional en infraestructura para el financiamiento y ejecución del proyecto “Ampliación y Mejoramiento de la capacidad resolutiva del Hospital de apoyo San Martin de Porres de Macusani”.

Se tiene prevista una inversión de 77.5 millones de soles para la construcción de este nosocomio que beneficiará a más de setenta y tres mil pobladores de la provincia de Carabaya.

Anemia infantil

Respecto a la anemia infantil en Puno, cuyo índice es el más alto del país, el director de DIRESA – Puno sostuvo que durante los últimos años este mal se ha reducido de 82 a 72%, tarea que se dificulta porque en aquellas provincias donde la prevalencia es más alta –como Azángaro y Carabaya- la población (rural) está muy dispersa en el territorio y no tienen fácil acceso a los establecimientos de salud.

Explicó que otras falencias responden a la falta de recursos humanos del sector y el desconocimiento de la población en consumir alimentos ricos en hierro así como la recurrencia de hábitos de consumo perjudiciales como es el exceso de carbohidratos.

Refirió que el MINSA suministra a los establecimientos de salud de Puno las denominadas “chispitas” nutricionales para niños menores de tres años de edad con el fin de combatir la anemia, sin embargo, debido a los problemas ya expuestos, el nivel de cobertura sólo llega al 25 o 30% de esta población infantil.