En Vivo

CAMPAÑA SOLIDARIA “QUIERO VIVIR, ME FALTA OXÍGENO” LOGRÓ COMPRA DE PLANTAS PARA HOSPITALES DE JAUJA Y HUANCAYO 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 25 de agosto de 2020.- La representante de Acción Solidaria por Jauja, en Huancayo, Margot Espejo Ávila, anunció que gracias al Arzobispado de Huancayo y la Mesa Interinstitucional de Reflexión y Acción por la Paz (Mirapaz), se está llevando a cabo la campaña “Quiero vivir, me falta el oxígeno”, que ya ha logrado adquirir dos plantas de oxígeno para los hospitales Domingo Olavegoya de Jauja y Daniel Alcides Carrión de Huancayo, respectivamente, los cuales estarían funcionando en tres semanas.

“Esto fue una labor loable, que ha sido iniciada por el Arzobispado, a cargo del cardenal Pedro Barreto, y con Mirapaz, cuya presidenta es la magistrada Mirian Cárdenas Villegas. Ante la inacción de las autoridades, no podíamos ver a tantos prójimos falleciendo por la falta de oxígeno. Entonces, nos organizamos. Con los residentes en Lima, convocamos a muchas personas aquí en Jauja, nos unimos y luego nos acogió el arzobispado”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que la campaña “Quiero vivir, me falta el oxígeno” todavía sigue hasta fines de agosto. “Se llegó a reunir el dinero para estas dos plantas de oxígeno, tanto para Huancayo como para Jauja. Para Huancayo tiene una capacidad de 20 metros cúbicos por hora y de Jauja de 10 metros cúbicos por hora. Estas dos plantas ya llegaron este sábado 22 de agosto. En estos momentos, los especialistas que vinieron están haciendo el trabajo de calibración”, precisó.

Sin embargo, precisó que falta la llegada de dos ‘búster’ en dos o tres semanas para la puesta en funcionamiento de las plantas. “Estos busters sirven para hacer el llenado del oxígeno medicinal a los balones. Ahí se podrá dar ayuda inmediata a todos los pacientes. En estos momentos, estamos en esta situación. Estas plantas deben estar listas en tres semanas, porque estos busters tienen que llegar”, explicó.

Subrayó que ante la inercia y la inoperancia o de repente una mirada inhumana de las autoridades, porque era su responsabilidad, no nos queda a los ciudadanos otra cosa que organizarnos porque para Junín se avizora un ambiente muy triste. “Tenemos que hacer la contingencia y mitigación ante esta pandemia que es un enemigo invisible. Hago un llamado a todos nuestros paisanos y a todo Junín. Y las autoridades tienen que despertar y realmente hacer su función”, comentó.

“Tenemos que agradecer la benevolencia del cardenal Pedro Barreto que tiene por Jauja. Sin esa ayuda, sin la ayuda de Mirapaz, tampoco hubiera sido una realidad esas plantas. Todavía tenemos mucho que hacer, no se ha ganado nada todavía. Por eso, invoco a mis paisanos y a todo Junín, seamos responsables, ese es el primer paso”, enfatizó.