CAJAMARCA: GOBIERNO TIENE AHORA LIBERTAD DE IMPULSAR INVERSIÓN PÚBLICA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Javier Pereyra, presidente dela Cámara de Comercio y la Producción de Celendín, dice que ya no hay pretextos para no ejecutar “todo el dinero que ha sido embalsado en los últimos años en el Estado por la incapacidad de ejecución del Gobierno de Ollanta Humala y del actual”.

RCR, 04 de Octubre 2019 .- El Gobierno va a tener ahora la libertad de ejecutar todas las obras de inversión pública que el Perú necesita y superar el estancamiento económico en la que se encuentra el país por su enfrentamiento con el Congreso, sostuvo Javier Pereyra, presidente dela Cámara de Comercio y la Producción de Celendín (Cajamarca).

“Vemos con bastante optimismo el panorama porque el Gobierno central va a tener la libertad para ejecutar ese dinero y atender las necesidades básicas de la población. Frente a este estancamiento que sufre el Perú, creo que es una oportunidad para que el Gobierno central pueda ejecutar los proyectos que tanto necesitan los gobiernos regionales y locales”, indicó.

Pereyra señaló, a través de Red de Comunicación Regional (RCR), que ahora el Gobierno ya no tiene pretextos para no ejecutar “todo el dinero que ha sido embalsado en los últimos años en el Estado por la incapacidad de ejecución del Gobierno de Ollanta Humala y del actual”.

También dijo que “en enero los peruanos tendremos la enorme oportunidad de elegir a las personas que van a reemplazar a los excongresistas”. “Lo curioso de esto es que los excongresistas van a poder postular y eso va a ser una oportunidad para que la población castigue a esos congresistas que no ejercieron bien su trabajo y premiar a los que sí hicieron un buen trabajo”, agregó.

“Los ciudadanos vamos a tener que exigir a los nuevos congresistas que generen las reformas y comisiones políticas, económicas y electorales que han venido sugiriendo. Toda la población ha respaldado esta decisión del presidente, pues ha tenido que actuar conforme a lo que el pueblo esperaba”, remarcó.

Cajamarca espera inversiones

El empresario también expresó su esperanza de que los futuros congresistas representantes de Cajamarca alienten las inversiones en esa región. “Esperamos que modernicen la normativa para generar tranquilidad y permitir una articulación con los representantes de las empresas privadas, para que las inversiones generen el mayor beneficio para los cajamarquinos”, indicó.

“Es oportunidad de que los cajamarquinos busquemos a los paisanos, que estén dispuestos a dejar de lado a sus actividades cotidianas, para ser parte del desarrollo de nuestra región en este año y medio que queda del Gobierno, para enrumbar a nuestro país en el camino en que debería estar”, remarcó.

Aseguró que “como empresario siento vergüenza ajena ver a dos empresarios ocupar los más altos cargos del Estado, el presidente de la República y el presidente del Congreso, porque no han tenido la capacidad ni la madurez  cívica para ponerse de acuerdo con el fin de generar el cambio que necesita el país. Los empresarios tienen ahora la enorme responsabilidad de ser parte del cambio”.

“Frente a esta confrontación que ha tenido el Ejecutivo con un grupo de congresistas que durante tres años lo han venido atacando constantemente y sabiendo que a partir de julio del próximo año ya no hubiera podido cerrar el Congreso, no le quedaba otra alternativa que disolverla. Creo que es lo mejor que pudo haber pasado”, dijo.

Afirmó que “el Perú es un país conocido a nivel mundial por las enormes reservas que tenemos, pero también es conocido por la enorme cantidad de delincuentes que tenemos como autoridades”. “Los inversionistas extranjeros saben de la inestabilidad económica y política, pero vienen dispuestos a jugárselas”, apuntó.

Comentó que “cuando le preguntaron a Marcelo Odebrecht sobre la corrupción en el Perú, él dijo que no había corrompido a los políticos, porque acá estaban las autoridades más corruptas de todos los países con los que había negociado. Yo no creo en ese cuento de que no vienen las inversiones porque hay inestabilidad política o económica”.

“La gente que viene sabe los riesgos que hay en el Perú. Esto obligó a Fujimori a desarrollar en los 90 contratos de estabilidad para que las normas de ese momento no se cambien y puedan venir las inversiones. Desde esa fecha hasta ahora ningún congresista ha tomado en cuenta la necesidad de modernizar las cosas, porque el Perú de ahora ya no es el Perú de los 80 y los 90”, indicó.

Escuchar Entrevista