Caída de la inversión pública sería culpa de funcionarios

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Cuatro de cada diez servidores del Estado que operan con el SNIP no saben emplear adecuadamente este sistema, dice Servir.

Detrás de la persistente caída de la inversión pública en los últimos meses, existe un problema mencionado solo superficialmente: la poca capacidad de los funcionarios para operar los sistemas de inversión, compras y presupuestos del Estado.

Para Pablo Secada, economista jefe del Instituto Peruano de Economía (IPE), la situación es dramática. “Exigir al Estado Peruano que solucione el problema de la infraestructura en el Perú es como pedirle a un niño de 4 años que resuelva un examen final en la universidad”, afirma.

En ese sentido, poca atención se ha prestado a los exámenes que ha realizado Servir para medir estas capacidades y cuyos resultados son preocupantes.

LA (IN)CAPACIDAD ESTATAL

Servir implementó en el 2013 y el 2014 los diagnósticos de conocimientos de los sistemas administrativos y funcionales del Estado. Hasta la fecha, se han ejecutado ocho diagnósticos a sistemas administrativos y dos a sistemas funcionales, de acuerdo con Renato Andrade, coordinador de estas evaluaciones en Servir.

Si vemos el caso del Sistema de Inversión Pública (SNIP), el 41% de los servidores civiles que operan ese sistema obtuvo un nivel de conocimientos por debajo del 50% de respuestas acertadas, lo que equivale a haber sido desaprobado.

Se observaron mejores resultados para el conocimiento del sistema de abastecimiento-compras, en el cual solo el 25% de servidores fue desaprobado. Sin embargo, con la reciente implementación de la Ley de Contrataciones del Estado, el nivel de conocimientos de los operadores del sistema podría verse afectado, lo que impactaría en su capacidad para ejecutar adquisiciones.

“Comprar en el Estado es un deporte de aventura”, dijo el año pasado la funcionaria Bárbara Lem, al ser reconocida por obtener uno de los primeros lugares en la evaluación de competencias para emplear el sistema de abastecimiento-compras.

PROHIBIDO MALGASTAR
Secada sostiene que la solución no está en gastar más, sino en buscar calidad en la ejecución del gasto. En ese sentido, el Estado debe contar con personas capacitadas para llevar a cabo esta tarea y, a su vez, capacitadas para planificar las grandes obras del gobierno nacional.

El economista del IPE añade que en este escenario se está pidiendo al Estado que “malgaste más”, al no contar con suficientes profesionales preparados para sacar adelante obras de gran envergadura.

Fuente: El Comercio