BUSCAN INVALIDAR LOS CONTRATOS DE RUTAS DE LIMA Y LÍNEA AMARILLA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Correo

Fiscal superior Vela asegura que estudian reiterar medida cautelar que fue denegado por el PJ, pues afirma que ahora hay más evidencias

El Equipo Especial “Lava Jato” del Ministerio Público (MP) evalúa presentar una medida cautelar para dejar sin efecto los contratos de concesión de Rutas de Lima y Línea Amarilla, suscritos en su momento con Odebrecht y OAS.

El procedimiento cautelar, explicó el fiscal superior Rafael Vela Barba, adquiere factibilidad debido a que las evidencias en estos casos se habrían consolidado.

Recordó que el Equipo Especial ya hizo la misma solicitud con anterioridad, pero que no fue amparado por el Poder Judicial (PJ).

“Lo que nosotros estamos analizando es reiterar el pedido cautelar”, precisó el fiscal superior en Exitosa.

Vela Barba reconoció que en aquel momento no impugnaron la decisión. “Lo que hemos hecho no fue apelar, sino reestructurar, de acuerdo con las exigencias que el juez impuso”, añadió.

Con la eventual acción cautelar, los fiscales buscan que el PJ tome decisiones ahora, “antes del juzgamiento correspondiente que habría”.

A criterio de Vela, esta posibilidad es más viable que antes “ahora que tenemos mucha mayor evidencia”, entre las que estarían las declaraciones del aspirante a colaborador José Miguel Castro del último 22 de junio.

El coordinador del Equipo Especial opinó que sería conveniente para las investigaciones que la resolución judicial sea previa al proceso.

Cabe indicar que tanto Odebrecht como OAS vendieron en 2016 sus patrimonios a la  canadiense Brookfield (Rutas de Lima) y la francesa Vinci Highways (Línea Amarilla), respectivamente.

Sin embargo, una medida judicial contra ellas generaría un costoso litigio internacional, advierten expertos.

DERROTERO. La hipótesis del Equipo Especial es el siguiente: la administración de Susana Villarán entregó la obra Vías Nuevas de Lima a la concesionaria Rutas de Lima (de la que era parte Odebrecht) a cambio de financiamiento para su campaña del “No” a la revocatoria.

De similar forma, amplió el plazo de concesión de la Línea Amarilla con una adenda a favor de OAS.