BM: RECUPERACIÓN DEPENDERÁ DE LA VACUNA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Panorama Cajamarquino

Las previsiones del Banco Mundial para el año 2021, divulgadas ayer martes, presentan un diagnóstico pesimista de la economía global, afectada por la pandemia.

Según la entidad, la recuperación dependerá de la rapidez con que sean desplegadas las campañas de vacunación.

Asimismo, advirtió del riesgo que corren los países emergentes de vivir una nueva “década perdida”.

Según el BM, en 2021 se espera un crecimiento de la economía del 4 por ciento, ligeramente inferior a la estimación presentada el junio pasado.

Esta baja se explica por el desarrollo del coronavirus en el mundo, con aumento de casos y surgimiento de mutaciones, lo que ha llevado a imponer nuevas restricciones que perturban una actividad económica ya bastante afectada.

“Es probable que la recuperación sea moderada, a menos que los encargados de la formulación de políticas actúen con decisión para controlar la pandemia y apliquen reformas que aumenten las inversiones”, advierte la institución, que cree que “las perspectivas a corto plazo siguen siendo muy inciertas”.

El escenario más pesimista es que, si no avanzan las campañas de vacunación y aumenta el número de contagios, el crecimiento económico alcance apenas un 1,6 por ciento.

Mejor escenario para Latinoamérica

Para Latinoamérica y el Caribe, el organismo multilateral prevé una expansión económica del 3,7 por ciento este año, mejorando su previsión anterior de un crecimiento de 2,8 por ciento para la región, publicada en junio.

A juicio del BM, esto será posible a medida “que se flexibilicen las iniciativas para mitigar la pandemia, se distribuyan vacunas, se estabilicen los precios de los principales productos básicos y mejoren las condiciones externas”.

Hubo también un mensaje para las economías emergentes: “La pandemia ha exacerbado enormemente los riesgos de la deuda en los mercados emergentes y las economías en desarrollo; es probable que las débiles perspectivas de crecimiento aumenten aún más la carga y erosionen la capacidad de servicio de la deuda”, aseguró Ayhan Kose, vicepresidente interino de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del organismo.

Para Estados Unidos, el Banco Mundial espera un crecimiento del 3,5 por ciento en 2021, 0,5 puntos porcentuales menos que la previsión anterior.

Para la zona euro, en tanto, espera una expansión de 3,6 por ciento, tras una caída de 7,4 por ciento en 2020.

Buena parte del crecimiento económico estará impulsado, sin embargo, por China, que debería aumentar su PIB un 7,9 por ciento en 2021.