BENEFICIOS DE LA FORMALIZACIÓN DE LAS PLANTAS DE DERIVADOS LÁCTEOS

Redacción 17 de julio del 2019 - 5:01 PM

La formalización de las plantas de derivados lácteos permite a los productores llegar a nuevos mercados y con mejores precios, destacó el ingeniero César Álvarez, especialista de la Dirección Nacional de Ganadería del Ministerio de Agricultura y Riego.

RCR, 17 de julio de 2019.– En declaraciones al programa Ganadero y Desarrollo al Día, de Red de Comunicación Regional, Álvarez dijo que el MINAGRI desarrolla un programa de formalización de las plantas procesadoras, que están concentradas principalmente en las zonas alto andinas, donde la gran industria de leche no adquiere la producción que se transforma principalmente en queso.

«Las plantas nacen como empresas familiares y en la Dirección General de Ganadería y Riego observamos que el sector estaba algo desatendido y uno de nuestros ejes estratégicos es generar valor agregado a los productos pecuarios», explicó.

Agregó que a través de la formalización de las plantas lecheras, se busca que los productos lleguen a más mercados y con mayor capacidad de absorber ese tipo de productos.

Asimismo, que los productos lleguen a los consumidores de la mejor calidad e inocuidad, con estándares de producción altos, que controle desde la materia prima, el proceso y el transporte hasta el consumidor.

«El objetivo de la dirección es cerrar una brecha en calidad e inocuidad y en el futuro exportar este tipo de quesos», anotó el especialista.

Como parte del proceso de formalización, el Ministerio de Agricultura y Riego promueve desde el 2016 el concurso nacional de quesos, en que participan productores con registro sanitario.

Asimismo, se ha conformado una mesa técnica multisectorial, con participación de los Ministerios de la Producción, Salud y Agricultura, para la formación de maestros queseros, donde aprenden a elaborar diferentes variedades, con la meta de tener productos certificados.

PRODUCCIÓN LÁCTEA

El ingeniero Álvarez detalló que en el 2018, el Perú produjo 2 millones 66 mil toneladas de leche y el 47 por ciento lo acopió la gran industria para su transformación en leche evaporada, pausterizada y yogur.

En el caso de la producción artesanal, el 80 por ciento se transforma en queso, mientras que el resto en manjarblanco, mantequilla, natilla y yogur.

El consumo de leche fluida llega anualmente a 87 kilos por persona, y en el caso de los quesos a 3,9 kilos. La meta es incrementar la producción para llegar a mercados del exterior.

Ver entrevista…