En Vivo

BAJÍSIMO ÍNDICE DE CONSUMO DE AGUA SEGURA EN ZONAS RURALES DE CAJAMARCA DEBE SER MEJORADO DRÁSTICAMENTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Jefe de la Oficina Desconcentrada de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS – Cajamarca), Celestino Roseles Machuca, manifestó que si bien se encontraron experiencias positivas, también existen “muchas cosas por mejorar” en la reciente supervisión realizada por su organismo a las 43 prestadoras de servicio de saneamiento de las provincias de Cajamarca, Chota, Celendín, Contumazá, Cajabamba, Hualgayoc, Cutervo, San Marcos, San Miguel, Santa Cruz, Jaén, San Marcos y San Pablo.

RCR, 24 de septiembre 2018 .- El bajísimo índice de consumo de agua segura en las zonas rurales de Cajamarca, que llega a apenas el 2%, tiene que ser mejorado drásticamente, advirtió el jefe de la Oficina Desconcentrada de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS – Cajamarca), Celestino Roseles Machuca.

“En el caso de Cajamarca, en el ámbito rural, sólo un 2 % estaría tomando agua segura. Es una data que la tiene el ministerio de Vivienda. Allí hay un tema en el que tenemos que trabajar muchísimo: les corresponde a los prestadoras, fundamentalmente, entregar un buen servicio, dado que el agua es un componente esencial para prevenir enfermedades

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Roseles manifestó que si bien se encontraron experiencias positivas, también existen “muchas cosas por mejorar” en la reciente supervisión realizada por su organismo a las 43 prestadoras de servicio de saneamiento de las provincias de Cajamarca, Chota, Celendín, Contumazá, Cajabamba, Hualgayoc, Cutervo, San Marcos, San Miguel, Santa Cruz, Jaén, San Marcos y San Pablo.

“En algunas localidades, no se manejan (las cosas) bajo criterios técnicos, como debería ser. Por efectos de la efervescencia política se ofrece a la población cosas que no se deberían ofrecer.  En varias localidades (como) Cochabamba, Chota o Yauyucán (Santa Cruz) no se cobra por el servicio de agua”, puntualizó.

En todo caso, destacó la experiencia de buenas prácticas desarrollada en el distrito de Ichocán (provincia de San Marcos), en el que el servicio de agua potable y alcantarillado es brindado por la municipalidad distrital.

“Según la información recopilada, esto comenzó en el 2007 en la que tomaron la decisión de educar a la población, prepararla en su conocimiento, derechos y obligaciones sobre el agua. Cuidar el agua. Estar pendientes de que Salud tome muestras periódicas para verificar las características específicas, químicas y biológicas del agua, (entre otros aspectos)”, especificó.

Asimismo, dijo que la organización efectuada en ese distrito modelo permitió la creación de herramientas, como el reglamento de cuotas y tarifas de los servicios de agua potable y saneamiento, que hicieron posible que la población cuente con micro medición y pague de acuerdo a su consumo, así como también el establecimiento de un reglamento de atención de reclamos.

 

Escuchar Entrevista