BATALLA DE MIRAFLORES: NADIE RECORDÓ LOS HECHOS…

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira / Director del Instituto de Estudio Histórico del Pacífico – INEHPA

Ayer se cumplió un aniversario más de la Batalla de Miraflores, ocurrida un 15 de enero de 1881.

Solo un acto protocolar de la Municipalidad de Miraflores recordó el hecho. Pero cuántos ciudadanos hoy en día pusieron sus recuerdos y una oración a los caídos? Ni una nota periodística, ni un recuerdo en los jóvenes que ya no leen ni se sumergen en los detalles de la historia, aduciendo que “todo lo tiene la internet”, sin generar reflexiones propias.

Y si bien es cierto es una página oscura de la historia, nos hace pensar en que los errores se pagan caro, y ese 15 de enero pagamos duramente por errores tácticos, desorganización militar pero también sucumbimos por la corrupción y falta de liderazgos (algo que no aprendimos a erradicar).

La improvisación generó una cruel derrota. Se peleó principalmente en lo que es hoy Larcomar (Reducto 1) y en lo que hoy es el Parque Reducto (Reducto 2), habiéndose construido parapetos inservibles en 10 reductos que llegaron hasta lo que es el Río Surco en San Borja (Av. Boulevard hoy)… mucha sangre de reservistas está regada en Miraflores, enterrada y olvidada.

Nos hemos puesto a  pensar que hubiera pasado si no hubiérmaos luchado ese día como se hizo? Qué hubiera pasado con nuestro país si Cáceres -quien destacó en la Batalla- no se hubiera ido luego a  la Sierra a la campaña de la Breña resistiendo al enemigo?

Olvidar es borrar nuestra identidad, y lo heroico de ese día es que apostamos por un país libre, se dio un ejemplo de amor a la patria, de defensa de ideales, y una muestra de unión de peruanos de toda condición.

O será que en el silencio del olvido conviene dejar en cero los recuerdos, para usufructuar en un presente con actos lesivos a la Nación? Unas líneas breves para reflexionar. Que cada uno haga su mea culpa.

Hoy ya es 16 de enero, y si retrocedemos en el tiempo… mañana en un 17 de enero de 1881 los chilenos ingresaron a Lima y se quedaron hasta octubre de 1883, pero obviamente nadie recordará nada de ello y la mente seguirá vacía, horadada, vejada por oscuros intereses, reseteada por la ignorancia y la pasividad. Fuera pasado… no sirves.