AUTORIDADES DEL MINISTERIO DE SALUD ESTÁN ENGAÑANDO A LA POBLACIÓN DE QUE LA VACUNA VA A SOLUCIONAR EL PROBLEMA DE LA PANDEMIA DEL COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 15 de diciembre de 2020.- Luis Solari, exministro de Salud, sostuvo que las autoridades del Ministerio de Salud están engañando a la población de que la vacuna va a solucionar el problema de la pandemia del COVID-19, debido a que han fracasado en detener los contagios. También señaló que la primera ola nunca ha sido derrotada, porque también han sido incapaces de reducir los 10 mil casos positivos que se detectan cada semana.

“Ojo, no nos dejemos engañar con que una vacuna va a resolver el tema del coronavirus. ¿Por qué Tailandia, Taiwán y Nueva Zelanda no tiene casos? ¿Por qué Taiwán ha hecho un concierto con 10 mil personas y a los 20 días no había ningún contagiado? ¿Qué cosa están haciendo ellos, que no hacemos nosotros ni otros países? Fácil. La canciller llama al embajador de Tailandia y le pide que mande una misión al Perú y se corrige. Pero no, se siguen cometiendo los mismos errores, y se engaña a la gente que la vacuna es como Supermán. Eso no es así, la vacuna es una estrategia más”, afirmó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Enfatizó que “se le ha hecho creer a la gente que la gran solución es la vacuna, cuando vemos que las conversaciones de la compra de la vacuna es una engañifa que han utilizado para hacerle creer a la gente que ya viene la solución”. Yo estoy indignado y espero que el presidente tome decisiones con carácter de urgencia”, observó.

“No hay que mirar la vacuna como si esa fuera la salvación, el problema es que no hemos dejado de tener 10 mil casos positivos por semana. Tienen que urgentemente a comenzar la vigilancia a través de los celulares y no esperar a la vacuna. En agosto teníamos hospitalizados en cuidados intensivos a 12% y hoy día es 27% y vamos a llegar a 30% quizá para la Navidad. El tema de la vacuna se encargó a un grupo de personas que no estaban en el Estado, porque lo lógico es que uno esté adelante en la cola de las vacunas más avanzadas. Hasta ahora no nos pueden explicar porque no se ha pagado por adelantado”, recalcó.

Señaló que “hay formas de mentirle a las personas, sin decir yo estoy mintiendo”. “Por ejemplo, nos hablan de segunda ola, pero cual segunda ola si todavía no pasa la primera ola. Técnicamente, para el centro de control de enfermedades de los Estados Unidos el virus está vencido cuando los casos caen por debajo del 5%, eso significa que de cada 100 pruebas que se hagan cada día, solo cinco salen positivos, ese es el signo técnico de que el virus está vencido. Nosotros estamos permanentemente por encima del 10%”, dijo.

“La semana pasada hemos tenido 11%, la semana anterior 10.48%, esta semana 11.21%, estamos por encima del 10%, estamos con 10 mil casos a la semana, 40 mil al mes. No es cierto que estamos esperando la segunda ola, estamos en la primera ola atenuada y estamos esperando el rebrote. Usted se sienta en la puerta de su casa a esperar a que vengan los rateros, no, toma todas las precauciones. Que cosa especifica está haciendo el gobierno para bajar los casos a menos de 10 mil por semana y menos del 5%. No saben”, indicó.

“Como no saben, dicen que ya viene la segunda ola para hacerle creer a las personas que se ha vencido a la primera ola. Mentira, no es cierto, estamos por encima del 10%. Y la otra mentira es que ya llega la vacuna, que va a curar todo. Mentira, no es cierto, porque si uno no frena la multiplicación de casos está frito”, precisó.

Ministerio de Salud anda al garete

Solari aseveró que “el ministerio anda un poco al garete, la ministra cuando era jefa del comando COVID dijo que en el Perú solo iban a ver 5,000 casos de COVID y para el 25 de este mes habremos llegado al millón”. “Ese es el problema principal, que el ministerio está atrás del virus y no delante del virus. Por ejemplo, hoy día se abren vuelos a Europa cuando en Europa ahora están en plena segunda ola, Alemania está cerrada y hay vuelo a Holanda”, manifestó.

“Encima de eso, el virus europeo ya llegó a los aeropuertos de países que miran a Europa, al Atlántico, hay una explosión de casos en México, en Brasil, los casos brasileños ya llegaron a Chile, Santiago está con cuarentena, y nosotros abrimos vuelos a Europa, estamos al margen de la realidad y eso es lo mismo que ha pasado con los siete componentes de la estrategia”, observó.

Mencionó que “primero nos fallaron las pruebas, no estamos haciendo prueba molecular, hemos hecho un estudio de seroprevalencia con una prueba que tiene hasta 34% de error, como le vamos a creer a ese resultado”. “Dos, el seguimiento por celular, que México lo acaba de instalar ante ese rebrote gigante que tiene, nosotros no hemos hecho el seguimiento por los celulares, solo establecemos el contagio de la familia y nada más”, expresó.

“Tres, en los tratamientos ya sabemos que el oxígeno llegó tarde. Cuatro, no se protegió al personal de salud con los elementos del caso y ahora se están despidiendo a los contratados por la pandemia y está creciendo. Cinco, la vigilancia de la cuarentena y se ha entrado tarde al transporte. Seis, la cuestión personal, ya salió la encuesta Datum, 31% ha relajado el uso de la mascarilla, 37% ha relajado el distanciamiento. Y séptimo, la vacuna es una mentira”, agregó.

Remarcó que “La razón de esta mentira es simple”. “Como las otras cinco estrategias que dependen del Estado no han funcionado, todavía se cree que puede vencerse a la pandemia manteniéndose, estamos hablando de 10 mil casos positivos por semana. En esta semana que acaba de terminar hemos tenido 11 mil y la anterior tuvimos 11 mil 300, es decir 40 mil casos nuevos al mes. No han podido vencer al virus y han dicho bueno no importa ahí esta la vacuna, vamos a vacunar a 24 millones antes de las elecciones. Eso no es cierto, somos los últimos en la cola de la vacuna. El presidente Sagasti tiene que tomar medidas drásticas, porque no se puede engañar a la población eternamente”, puntualizó.

Estudio de seroprevalencia tiene 34% de error

Explicó que “si uno quiere saber cuántas personas han tenido contacto con el virus, hay un análisis para medir ya no cuanto virus tiene uno, sino cuantas defensas o anticuerpos tiene uno”. “Hay tres clases de pruebas, esa prueba que se pone la gotita de sangre en el dedo tiene 34% de error, puede salir falso positivo o falso negativo. De ahí viene la famosa prueba Elisa que tiene hasta 6%. De ahí viene la quimioluminiscencia que tiene 2% de error. Como se va a tomar decisiones con una información con una prueba con tanto margen de error”, precisó.

“Cualquier periodista debería preguntarle a la ministra cuáles son las medidas extraordinarias que hay en el aeropuerto en estos momentos para los vuelos que vienen de Brasil, México y Chile, que son los tres países que están con el virus a toda máquina. No hay ningún cuidado extraordinario para los tres países donde el virus ha explotado el mes pasado”, anotó.

“Eso quiere decir que el presidente tiene que aplicar con carácter de urgencia el viejo adagio oriental para cambiar las cosas que hacen las personas, hay que cambiar a las personas que hacen las cosas. Tendría una gran oportunidad a la hora de armar a un gabinete poner a un salubrista, a un especialista verdadero en salud pública, no a uno como Zamora, que tiene todos los cartones, pero su gestión fue un fracaso total”, subrayó.

Comentó que “si el virus entró como Pedro en su casa por el aeropuerto, es porque teníamos a una exministra que no tenía experiencia en salud pública, hizo un plan de ocho páginas como lo hace un estudiante de medicina en una tarde”. “Esa es la verdad, hay gente muy buena en el ministerio, pero el problema en este momento es la conducción. Usted puede tener muy buena gente trabajando en la empresa, pero si el gerente no funciona, la empresa no funciona”, apuntó.

“Los ingleses han demostrado que si uno le repite todos los días a las personas que se laven las manos, las personas no se lavan las manos, porque ese es un tema de conducta. Usted cree que el Colegio de Psicólogos han sido convocados por alguno de los ministros de Salud en la pandemia, no los han llamado. Los ingleses han construido una estrategia conductual articulada, porque no se trata de repetir, tienen que estar unidos unos a otros”, declaró.

“Por ejemplo, yo me quiero quitar el cigarrillo y fumo cada vez que tomo café, quítate los dos y se acaba el problema. Las campañas contra el virus son como el malabarista con el plato, uno tiene que darle vueltas para que no se caiga el plato, al Ministerio de Salud se le ha caído el plato. La gente se ha relajado, porque el ministerio esta en la vacuna, no está donde está el problema. El presidente debe tomar una decisión de una vez”, acotó.

Ver entrevista…