En Vivo

AUTORIDADES DEBEN SABER DIFERENCIAR ENTRE PEQUEÑOS AGRICULTORES COCALEROS Y NARCOTRAFICANTES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 25 de Octubre 2021 .- Abel Mira Mira, presidente del Frente de defensa de los Intereses de San Gabán, Carabaya, Puno, señaló que las autoridades deberían saber diferenciar entre los pequeños agricultores cocaleros y los narcotraficantes antes de proceder a la erradicación de sembríos. Precisó que esperan que en la mesa de diálogo del 28 de octubre estén presentes todos los representantes del Gobierno relacionados con esa problemática.

“En San Gabán estamos hablando de 3 mil hectáreas, pero indican que en el valle hay entre 8 mil y 10 mil hectáreas, lamentablemente hay personas que hacen cosas fuera de la ley y viene la erradicación. Por eso es que el agricultor quiere empadronarse e identificarse como agricultor pequeño para que se proceda a la erradicación de personas que se dedican a actividades ilícitas”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Remarcó su expectativa de que en la mesa de diálogo del 28 de octubre estén presentes la premier, el ministro del Interior Luis Barranzuela y representantes de Devida, entre otras entidades de ver esta problemática. “Tenemos entidades como la DEA que deberían hacer su trabajo y no lo hace con los insumos químicos. Estamos confundiendo al agricultor pequeño con el tema del narcotráfico y eso se debería diferenciar”, indicó.

“Hay 3,200 pequeños productores de hoja de coca. Un agricultor pequeño tiene un promedio de media hectárea. Teníamos una mesa técnica, pero esta mesa no se concluyó, teníamos promesas que no se ha cumplido. El 2019 había una erradicación. Ahora que estamos en reactivación, viene una nueva erradicación, por eso es que pensamos que es un atropello, porque es una erradicación forzosa”, expresó.

Señaló que muchos hablan de que el 90% de la producción de coca se va al narcotráfico, pero también tenemos mercado en Macusani, donde la hoja de coca se vende por libras y por el tema de chaccheo. “Por agricultor produce 10 a 20 arrobas de coca, la coca se produce cada tres meses, sí es necesario para cubrir esa actividad del chaccheo. El valle de Carabaya está siendo azotado por cuatro erradicaciones consecutivas”, anotó.

“Si nos van a erradicar tienen que dejarnos un producto cambio, porque si no los agricultores se van a morir de hambre. Por eso estamos pidiendo la fiscalización de Devida y de Enaco a la misma vez. En las chacras de productos alternativos, que tiene cinco años de crecimiento, pero el cacao se negrea y no hay resultados de parte de Devida”, observó.

Declaró que la mayoría de los agricultores pequeños no les conviene vender a Enaco, porque el precio es siempre reducido, entre 80 y 100 soles la arroba. “Desde la erradicación del 2014, se ha empobrecido la tierra y el agricultor tiene que utilizar insumos tradicionales para la tierra y la planta, lo cual genera un gasto y el precio de Enaco no concuerda con el gasto. El agricultor tiene que sacar una hoja de coca de mejor calidad para el chaccheo para vender la arroba en 250 soles”, aseveró.

“En el Vraem y en Sandia hay 800 hectáreas y se debería redireccionar la erradicación a esas zonas.  Yo voy a pedir a las autoridades es que haya igualdad. Si hay algo malo se tiene que castigar, pero no siempre al mismo hijo y a los demás los vas a socapar. En el Vraem y Sandia no se ha reiniciado la erradicación de hoja de coca, pero en San Gabán cuatro veces. Si se tiene que erradicar, que se erradique a todas las zonas de igual manera. Si se tiene que salvaguardar al agricultor, que sea a todos por igual”, apuntó.

Ver entrevista …..