En Vivo

AÚN NO EXISTE EN EL PAÍS UN REGISTRO UNIFICADO DE CIFRAS DE VIOLENCIA CONTRA LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Matilde Cobeña Vázquez, funcionaria de la Defensoría del Pueblo recomienda que las cifras de violencia contra la niñez debe ser articulado por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

RCR, 21 de noviembre 2017.- La adjunta para la Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo, Matilde Cobeña Vázquez informó que en el Perú no existe un registro unificado de las cifras de violencias contra los niños, niñas y adolescentes, los cual dificulta las estrategias de intervención para la protección de los menores.

“El gran problema de la violencia en el Perú es que no tenemos un registro unificado de las cifras de violencia. Tenemos cifras de la Policía Nacional del Perú (PNP), Ministerio Público (MP) así como del  Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP). Tenemos mucha data pero muy dispersa”, indicó durante la entrevista a RCR.

En este sentido, la especialista dijo que el MIMP es el ente rector que debería liderar la articulación de todos los esfuerzos que se vienen realizando a nivel multisectorial e intergubernamental para conseguir resultados que eliminen la violencia.

IMPLEMENTACIÓN DE LA LEY 30403

Ante los reportes del MIMP sobre las altas cifras del castigo físico y humillante que reciben los niños por sus progenitores, así como registros del MINEDU donde indican que hay docentes que maltratan a sus niños, Cobeña Vásquez, dijo que urge implementar la ley 30403 en todos los espacios en la que convive los niños.

“Hay que implementar esta ley para que todos los adultos que tienen a su cuidado niños, niñas y adolescentes sepan que no se les debe maltratar ni formar con violencia. Urge implementar esta ley para brindar pautas de crianza positivas para que los padres y docentes puedan criar y enseñar con amor”, explicó.

La adjunta para la Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo indicó que las  penas de cárcel para los agresores sirven como mensaje para respetar los derechos de la  niñez, pero que no es la única solución. “Hay que sensibilizar para prevenir la violencia, porque la crianza con castigo físico es el origen de todas las formas de violencia”

La violencia a la niñez es un problema de seres humanos que necesitan respuestas multidisciplinarias; desde la ley, la psicología, sociología, educación social.

“Se necesita trabajar para dar una solución integral desde el Estado, la familia, escuela y la comunidad. Enseñar a resolver conflictos sin violencia es una obligación de todos”.

NATURAZLIZACIÓN DE LA VIOLENCIA

Cobeña Vázquez explicó que la violencia hacia los niños, niñas y adolescentes ocurre en diferentes estratos sociales y económicos, zonas rurales o urbanas, así como en cualquier nivel educativo porque se ha naturalizado la violencia en la crianza y educación, tanto en el hogar como en la escuela, lo cual trae consecuencias perjudiciales e irreversibles en su integridad.

“Un niño que es criado con violencia es un niño que crecerá inseguro, tímido o repetirá patrones de violencia hacia sus pares, porque creerá que es una forma de resolver un problema o un conflicto, lo cual originará otras formas de violencia mucho más graves como la violencia sexual”.

En este sentido, dijo también que otro factor que ha influido en la naturalización de la violencia en nuestro país es la práctica social y culturalmente arraigada en muchas regiones.

Los niños de las zonas rurales se vuelven más vulnerables porque no encuentran lugares cercanos para pedir protección. “Una niña indígena que vive violencia es bien difícil que nos enteremos de este caso, respecto a una que vive en una zona urbana”.

En el ámbito escolar, manifestó que todavía hay violencia tanto de los docentes hacia sus propios alumnos y entre ellos mismos -el bulling- como es el acoso escolar e incluso abuso sexual.

INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los medios de comunicación influyen positivamente en la prevención de la violencia cuando denuncian los casos que sufre un niño por su padre, madre o ha sido víctima de violencia sexual, sostuvo.

Pero así mismo, pueden influir negativamente cuando revictimizan y vulneran los derechos del niño que ha sufrido violencia cuando lo entrevistan, muestran su imagen e identifican, finalizó.