En Vivo

AUDIOS DE PRESIDENTE VIZCARRA Y SU ASISTENTE REVELAN QUE EN EL PERÚ EXISTE RELACIÓN ENTRE EL PODER Y LA CORRUPCIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 12 de septiembre de 2020.- Luis Fernando Nunes, politólogo y especialista en temas de gobernabilidad, sostuvo que los audios de las conversaciones del presidente Martín Vizcarra y su asistente Karem Roca Luque, revelan que en el Perú existe una relación cancerígena entre el poder, la corrupción y la impunidad. Señaló que el país necesita de una revolución educativa, para que la población elija bien a sus autoridades y exija a los partidos políticos a practicar una verdadera democracia interna.

“Hay elementos de tipo constitucional y penal, porque el presidente estaba instruyendo a su camarilla que ocultara las visitas del señor Swing (Richard Cisneros) o que al menos las minimizara y eso es un delito. Tal vez no se le pueda juzgar ahorita penalmente, porque es presidente de la República, pero a la larga va a tener que responder por este asunto, porque en su situación de dominio su asistente y los dos caballeros que estaban con él se sienten obligados a hacer lo que dice”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Hay una relación cancerígena entre el poder, la corrupción y la impunidad. Como es posible que tengamos a un expresidente detenido en su casa, otro en la Diroes y otros en proceso de investigación camino a la prisión. Esto es malo, como ejemplo a las nuevas generaciones. Lo que me preocupa es  una población molesta que vote con la parte baja de su cuerpo y nos lleve a unos extremos, vamos a ver candidatos muy populistas y muy radicales. Acá necesitamos una revolución educativa para comprometernos con el país”, subrayó. 

Consideró que “las declaraciones del señor Swing, lejos de aclarar el panorama lo ha complicado, porque las informaciones que ha dado son que tiene más audios, pero el señor Alarcón ha llegado a su oficina diciendo que tiene más audios”. Entonces, esto se va a convertir en una situación similar al argumento de la película la Guerra de Los Rose en los próximos días. Y es malo y es terrible, porque, por ejemplo, cuesta mucho explicar a mis alumnos jóvenes como es la élite que nos está gobernando, sobre todo para que esto no siga sucediendo”, manifestó.

Señaló que teníamos una pandemia de salud y ahora tenemos una pandemia política. “Para una se está ensayando una vacuna, pero para la otra todavía no tenemos una. Se me ocurre que la vacuna que le pongamos a la pandemia política es que seamos más ciudadanos y menos habitantes. Me refiero a que de verdad estudiemos un poco más por quien vamos a votar y exijamos a los partidos políticos que pongan otro tipo de perfil de candidatos. La democracia interna que vamos a ensayar que no sea una dedocracia interna”, indicó.

“El expresidente Sanguinetti del Uruguay dice que el latinoamericano no vota ni con el cerebro ni con el corazón, si no con las partes bajas de su cuerpo, un voto de castigo, un voto vergonzante, un voto ‘animus jodendi’, como dice el psicólogo social de la Universidad Católica, Jaime Yamamoto. Tendríamos que aprender a votar, es un problema de raíz educativa. Las empresas encuestadoras deben de estar empezando a sondear la opinión pública para saber si estarían de acuerdo con que un presidente supuestamente mentiroso nos gobernara por lo menos hasta abril”, manifestó.

Advirtió que “si no ponemos mejor gente en el Congreso y en el Ejecutivo, estamos condenados a seguir repitiendo una historia de fracaso”. “A excepción del presidente Paniagua, que tenía un grupo de colaboradores, prácticamente los demás han gobernado con camarillas y no creo que esto pare. Lamentablemente esas camarillas hacen daño. Yo esperaba un mea culpa del presidente de la República, pero es bien difícil para un político hacer eso, su ego es tan exacerbado y cree ser dueño de la verdad que le cuesta hacerlo”, afirmó.

Comentó que “pareciera que no hemos aprendido nada en estos 20 años, porque estamos a tres días del 14 de setiembre”. “El 14 de setiembre del 2000 salió el primer vladivideo  y 20 años después estamos otra vez ahora no con videos sino con audios mandados a través del wasap y grabados de forma cualquiera. Si en 20 años no hemos aprendido nada, que futuro nos espera”, rememoró.

“Estamos en un país con una fragilidad a nivel de organizaciones políticas, que empezó en los años 80, después del primer gobierno de Alan García con el desprestigio de la clase política. Luego tuvimos 10 años de fujimorato donde prácticamente gobernaban los técnicos con dos cabezas políticas de mala creencia. Después vino esta transición democrática que yo creo todavía camina. Hemos tenido desde el 2016 hasta ahora varias crisis políticas que han puesto a prueba la débil estructura institucional que tenemos y la hemos superado”, anotó.

Ver entrevista…