ASÍ FUE EL ATAQUE A LA COMISARÍA DE TACALÁ POR FALLECIMIENTO DE ‘LADRÓN’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Diario la hora (Piura)

Amigos y familiares de Juan Carlos Ramírez Chocán (19) provistos de piedras y palos causaron destrozos en laComisaría de Tacalá. 

Crudas imágenes circulan en las redes sociales, donde se aprecia como un grupo de familiares y amigos del presunto delincuente, Juan Ramírez Chocán, causan desmanes en la comisaría de Tacalá exigiendo justicia por su fallecimiento.

Fallecido.

En la grabación se aprecia como algunos – para no ser reconocidos – se tapan el rostro con gorra, polo y pasamontaña para atacar la comisaría ubicada en el distrito de Castilla.

El resultado de este ataque dejó algunos patrulleros con lunas rotas y logística dañada, dentro de la comisaría.

¿Qué sucedió?
El efectivo Elvis Miranda Rojas – en horario de trabajo – asistió a una denuncia verbal en el asentamiento Villa Chulucanas, donde un comerciante aseguraba que había sido asaltado y despojado de 300 soles. En ese instante la policía inicia la búsqueda de los malhechores. El problema se agrava, cuando los sujetos hacen caso omiso  y los efectivos reaccionan. Producto de esta balacera, uno de los presuntos delincuentes acaba muerto y otro detenido.

La víctima del presunto occiso, Danfel Jesús Cutín Santos, reconoció a Juan Carlos Ramírez Chocan y el detenido, Renzo Aron Escobar Cano (19), como sus atacantes. Asimismo, cuatro personas más- en el transcurso de los días- reconocieron al fallecido como el autor de robos en diversos puntos del distrito.

Actualmente, el policía Miranda fue enviado por 7 meses a prisión preventiva por el delito de abuso de autoridad y homicidio.

Entre los argumentos de la Fiscalía para solicitar la prisión preventiva al policía está, que al realizarle la prueba de absorción atómica al fallecido, Juan Carlos Ramírez Chocan arroja que no disparó ningún arma. Sin embargo, no se descarta que los otros que iban junto a él, lo hicieran.

Además, que aún no se halla el arma de fuego de los presuntos atacantes.