En Vivo

ASESINATO DEL ALCALDE DE LA PROVINCIA DE LA MAR FUE RESPUESTA DE NARCOTRAFICANTES DEL VRAEM

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 15 de Noviembre 2021 .- Rubén Vargas, exministro del Interior y presidente de la Empresa Nacional de la Coca, señaló que el asesinato del alcalde de la provincia de La Mar, Wilder Manyavilca Silva, fue una respuesta sangrienta de los narcotraficantes del Vraem. Precisó que el burgomaestre estaba promoviendo la producción y exportación de palta, café, cacao y crianza de pescados en sustitución de los cultivos de hojas de coca.

“Wilder, como alcalde provincial, siempre ha estado preocupado por generar oportunidades de vida digna para su población. Wilder no ha sucumbido a esa amenaza que salían de los intereses de la coca ilegal. Yo fui testigo cuando a Wilder lo amenazaron porque no se plegaba a una huelga cocalera hace un año. Wilder decía no podemos hacer grandes paralizaciones habiendo tantas cosas por hacer por la gente más pobre del Vraem y se dedicó a gestionar proyectos productivos”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que el gran sueño del alcalde asesinado era convertir a La Mar en una zona productora de palta para exportar y en la parte del Vraem trabajar con el café y la crianza de peces tropicales. “Coincidíamos con Wilder que una forma de defender el agua y las quebradas del narcotráfico era precisamente cultivando peces tropicales que ya empezaban a comercializarse en los mercados. Ese fue el pecado de Wilder y eso es lo grave de este asesinato porque es una respuesta del narcotráfico”, indicó.

“Con Wilder hemos trabajado mucho con proyectos de desarrollo en torno a la palta, al café, al cacao, que ya empezaba a exportarse. La situación del Vraem es cada vez más difícil y se está desbordando. El narcotráfico es como el delito fuente que alimenta otros delitos conexos, es la gran fuente que genera a la inseguridad y al crimen. Donde hay narcotráfico siempre va a haber sicariato, lavado de activos, trata de personas, violencia, corrupción, desgobierno y amenaza constante contra quienes los que ponen en peligro sus intereses”, expresó.

Advirtió que el asesinato del alcalde de La Mar se está convirtiendo en una estadística más, como si no fuera una clarinada de alerta de la magnitud del problema. “Estamos hablando de un alcalde provincial, de una provincia que confluye con el Vraem y tenemos que lamentar que esto esté pasando”, remarcó.

Gobierno no hace nada para combatir narcotráfico

Enfatizó que el Gobierno no hace nada para combatir el narcotráfico en el Vraem, donde se produce el 70% de toda la cocaína que se procesa en el Perú. “Estamos hablando de una zona de la que sale más de 450 toneladas de cocaína anualmente y donde lamentablemente no se tiene la decisión política de enfrentar este problema y el Gobierno está dejando solos a comunidades nativas y alcaldes para enfrentar este problema”, afirmó.

También dijo que hay un serio conflicto de intereses en la designación del actual presidente ejecutivo de Devida. “Si vemos a la manifestación de las principales organizaciones cocaleras del Vraem, la FEPA Vrae ha sacado un comunicado saludando la designación del actual presidente ejecutivo, recordándole que fue el asesor de esa organización y los ha acompañado en la defensa de la hoja de coca, pidiendo la legalización de la hoja de coca y seguir la ruta boliviana de la defensa de la hoja de coca”, apuntó.

Remarcó que el modelo boliviano de lucha contra las drogas es un fracaso, porque Bolivia es un productor de cocaína y es una gran plataforma de embarque de cocaína hacia Europa y el bloque de países que conforman el Mercosur. “Bolivia es el puente de la ruta del narcotráfico entre el Vraem y Santa Cruz y otras partes de ese país. El modelo boliviano de la industrialización de la hoja de coca es también un completo fracaso, las dos plantas procesadoras, que instaló Evo Morales invirtiendo más de seis millones, están cerradas y han quebrado”, afirmó.

Observó que hay que sacar lecciones del modelo de comercialización de la coca tradicional en Bolivia. “Gracias a un proyecto financiado por la Unión Europea, en Bolivia han cambiado el modelo de comercialización de la coca tradicional y eso puede servir como una lección para el Perú”, anotó.

“Quiero alertar que hay algunas organizaciones y personajes, vinculados a algunas organizaciones cocaleras del Vraem que están empezando a empadronar a campesinos y están cobrado 50 soles por poner sus nombres en un libro de actas. Supuestamente eso es el padrón de los nuevos productores legales de hoja de coca. Eso es una estafa y es seguir lucrando de la pobreza del campesino. No hay forma de que se abra el padrón de cocaleros, si no es con una nueva ley”, agregó.

Ver entrevista …..