AREQUIPA: PROTESTAS CONTRA “TÍA MARÍA” NO REPRESENTAN A AGRICULTORES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Mirko Avendaño, experto en agro, indica que la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa, el gremio de Construcción Civil, el Sutep (Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú) y organizaciones políticas de Arequipa se han unido a reclamaciones pese a que no tienen ninguna relación directa con la agricultura de esa región.

Los movimientos políticos que organizan las protestas contra el proyecto Tía María en Arequipa no representan a los agricultores del valle del Tambo, quienes por el contrario han enviado comunicaciones al presidente Martín Vizcarra y al presidente del Congreso, denunciando que la “supuesta agenda” antiminera solo tiene fines políticos, sostuvo el ingeniero  Mirko Avendaño, especialista en temas agrarios y exfuncionario del Gobierno Regional de Arequipa.

“El 2015 hubo una paralización fuerte y contundente que no fue la voz de los agricultores y más bien eran voces ajenas con otras intenciones. El escenario no ha cambiado en este 2019, porque hay una motivación y una agenda política muy clara que se está llevando en este valle y en la Mancomunidad Regional Macro Región Sur”, dijo.

Explicó que “esto ha desembocado que los agricultores se hayan dirigido espontáneamente al presidente de la República y al presidente del Congreso pidiendo ese espacio que ellos merecen, porque si hay un tema agrario que discutir son ellos los llamados y no terceros que no representan al sector agrario”.

“Los es que están llevando esta protesta no son los agricultores. El 2015 estuvo encabezado por el presidente de la Junta de Usuarios de Riego del valle del Tambo, Jesús Cornejo, y de la dirigente de La Ensenada, Albina Marroquín. Este año ellos no están participando y los dirigentes que llevan a cabo la protesta representan a otros sectores populares. A raíz de esto hay una cuestión de tipo ideológica que se lleva a cabo desde Arequipa”, remarcó.

Avendaño enfatizó que la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa, el gremio de Construcción Civil, el Sutep (Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú) y organizaciones populares de los conos de Arequipa se han unido a esta protesta a pesar que no tienen ninguna relación directa con la agricultura.

“Si estamos llevando un paro agrario en defensa de los agricultores, los agricultores deberían tener voz y voto en esta situación dado que el tema los compromete. Hay una agenda de un partido político que propone reformas en el sector de la minería y llevan la voz de agricultores a los que ni siquiera han invitado a sus reuniones y han dejado totalmente de lado”, recalcó.

Explicó que cuando a minera Southern esbozó el proyecto Tía María el principal tema que causó zozobra en Islay fue el uso del agua, porque no estaba claro si iban a usar el río Tambo o las aguas subterráneas, los cuales han quedado descartados. “Hoy se habla de usar el agua desalinizada de mar, lo cual no afectaría el recurso del agua que es el tema que preocupa a los agricultores”, precisó.

Mencionó también que ha quedado descartado el probable resurgimiento de la mala experiencia que tuvieron los agricultores de Tambo con una planta de tratamiento de Southern por la emisión de gases y humo, porque el método de producción de minerales de Tía María no contempla una planta de tratamiento, sino otra práctica para separar el mineral de la roca.

“La impermeabilización del terreno en la mina tampoco va a contaminar el agua subterránea almacenada. El efecto directo al valle y a la agricultura va a ser mínimo. Esto se va a sobrellevar con una remediación ambiental y con lo que determine el Ministerio del Ambiente y otros organismos. Esto reduce la posibilidad de que el valle sea afectado y la agricultura menoscabada”, dijo.

Minería responsable

El experto en temas agrarios mencionó como ejemplo de minería responsable el caso de Cerro Verde, que está cerca a los valles de Tiabaya y de la ciudad de Arequipa. “Es una minería que se viene desarrollando a gran escala, pero nadie ha dicho nada en Arequipa y los grupos beligerantes y opositores nunca han reclamado nada. La minería se viene desarrollando y convive con la agricultura sin ningún problema. En ningún momento se ha determinado la contaminación del agua y la agricultura”, resaltó.

“Tía María no creo que afecte desde ningún punto de vista a la agricultura. El recurso agua que es el principal agente que se puede contaminar no tendría contacto directo con la explotación o con algún insumo que pueda causar algún problema en las fuentes de agua que están en las partes altas”, recalcó

También calificó como un desatino vincular el exceso de boro y arsénico en el río Tambo con la contaminación minera, debido a que el valle pertenece a una cadena volcánica. “Hay exceso de boro y arsénico en el río Tambo porque pertenece a una cadena volcánica. Y vincularlo a la actividad minera me parece desatinado y antojadizo”, anotó.

Escuchar Entrevista