En Vivo

AREQUIPA ES UN EJEMPLO DEL FRACASO DEL MODELO SEGMENTADO DEL SISTEMA DE SALUD EN EL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 20 de Junio 2021 .- Herbert Cuba García, especialista en políticas de salud pública y columnista del portal de opinión “El Montonero”, señaló que Arequipa es un ejemplo del fracaso del modelo segmentado del sistema de salud en el Perú. Planteó la necesidad de articular los servicios sanitarios del Ministerio de Salud, Essalud y de las Fuerzas Armadas, para luchar exitosamente contra la pandemia y avanzar hacia la seguridad social universal de salud.

“Arequipa es un ejemplo de lo que no se debe hacer en salud. Es lamentable, porque se ha lanzado desde Lima el cerco epidemiológico solo con el control de transporte público y de carga. Esto ha generado un pánico en los mercados de abastos y el transporte público que es precario como en todo el país. Una cosa dice el gobernador, otra cosa dice el alcalde provincia y otro la autoridad de salud. El Gobierno ha enviado una comitiva que no ha tenido el suficiente liderazgo para responder a la pandemia de manera consensuada”, dijo.

Manifestó, en declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), que el modelo de aseguramiento segmenta las atenciones, piensan que con el dinero pueden comprar servicios a los otros y en pandemia eso no ocurre. “Esa ideología que tiene el ministro de Salud actual del mercantilismo en salud es lo que ocurre en Arequipa. Lo que tiene que ocurrir en Arequipa es un verdadero liderazgo en salud. El gobernador regional debe liderar la lucha contra la pandemia con el acompañamiento de los tres niveles de gobierno, eso en Arequipa está roto”, indicó.

“Essalud y las sanidades de las Fuerzas Armadas y de la Policía y los centros médicos de los municipios deben incorporarse. Todo eso está desarticulado. El Gobierno cree que porque pone plata se va a comprar los servicios, en pandemia eso no ocurre. El modelo de Arequipa es complicado. El gerente regional de Essalud depende del presupuesto de Lima, los directores de sanidades policial y militar dependen de Lima, el director del Ministerio de Salud de Arequipa depende del Ministerio de Economía. Al final el sistema está fracturado y no es adecuado para luchar contra la pandemia”, apuntó.

Observó que el problema que se ha visto en calcular el numero de fallecidos es que había varias fuentes de información en el Ministerio de Salud. “Ese es un enorme problema. En eso han estado trabajando arduamente. También hay otros problemas como el stock de medicamentos y camas. Arequipa es un ejemplo de cómo no se debe gestionar la salud en el país. Ahí se demuestra que el modelo de aseguramiento mercantilista ha fracasado y debe avanzarse a un modelo de salud que puede concertar a todos en un solo sistema y avanzar a la seguridad social universal”, manifestó.

Se debe imponer criterio epidemiológico

Expresó que es un error que el Ministerio de Salud y el Ministerio de Economía y Finanzas se hayan auto elogiado, señalando que el Perú avanza en la lucha contra la pandemia con la vacunación del covid-19. “Eso es un error, porque la lucha contra la pandemia es más que solo la vacuna. Incluso han señalado que cualquiera que gane las elecciones lo ideal sería mantener el mismo equipo de vacunación y la forma en que se viene haciendo la campaña vacunación. El hecho que se está vacunando no significa que lo están haciendo de la mejor manera”, afirmó.

“Aquí hay varios problemas. El primero está en creer que el plan nacional de vacunación solo debe tener en cuenta las edades y las enfermedades concurrentes de las personas, es decir las comorbilidades. Si solo tomamos este enfoque cometemos el error de sufrir lo que ha pasado en Arequipa, que debió considerar el criterio epidemiológico, del número de enfermos y del riesgo de enfermar. Si se hubiera aplicado este mecanismo, desde abril, ya Arequipa hubiese estado vacunada y las muertes hubiesen podido ser evitadas”, puntualizó.

Mencionó que el segundo aspecto es que la vacuna no va sola, tiene que ser utilizada en una integralidad de acciones, que tienen que ver en primer lugar en vacunar lo más rápido posible, para evitar las variantes.  “Hay que tomar en cuenta que eso va acompañado de la vigilancia genómica para detectar las variantes a tiempo y hay que ver también si es que esas vacunas, cuando aparecen más variantes, van a ser útiles o no”, precisó.

“Lo más grave es que no sabemos cuándo se consigue la inmunidad de rebaño. El Ministerio de Salud cree que la inmunidad de rebaño ya es una cifra dada con el 75% de la gente vacunada, cuando esa cifra no la sabemos con certeza y menos sabemos cuál es el tiempo que dura la inmunidad de la vacuna en cada persona”, observó.

Aseveró que la promoción de la salud es la más importante, seguir fortaleciendo el lavado de manos, y el fortalecimiento del primer nivel de atención. “Todo esto se realiza con mayor personal de salud. Por ejemplo, en Arequipa llegaron las vacunas, pero no llegó el dinero para pagar a las brigadas de vacunación. Todo esto se da en el modelo de aseguramiento, que es un modelo curativo que no se ajusta a la lucha contra la pandemia. Es importante cambiar ese modelo por un modelo integral de salud que es la seguridad social universal”, apuntó.

“Es muy importante la vigilancia genómica, eso nos permitiría saber con mayor precisión cual es la expansión de las variantes. En el caso de la variante Delta descubierta en Arequipa, en dos casos en una familia, ha generado una enorme alarma al punto que se ha cercado Arequipa, pero eso no significa que la variante no se deba buscar en Lima, en el norte y en el oriente. Es importante la vigilancia genómica”, subrayó.

Ver entrevista ….