ANUNCIO DE INVERSIÓN PÚBLICA PARA ESTE AÑO NO ES REALISTA POR BAJO NIVEL DE EJECUCIÓN EN GOBIERNOS SUBNACIONALES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 12 de agosto de 2020.– Óscar Mendoza, decano del Colegio de Economistas de Cajamarca, sostuvo que el anuncio del premier Walter Martos de ejecutar una inversión pública de 20,000 millones de soles en el resto del año no es realista, debido a que los niveles de ejecución presupuestal en los gobiernos regionales y locales son limitados.

“La tasa de inversiones públicas que ha lanzado es ambiciosa, pero no es realista. Los niveles de ejecución presupuestal son limitados y van a seguir así, porque los gobiernos subnacionales van a tener que ir dedicándose a la pandemia. Retomar los niveles que se han tenido previo la pandemia recién será a partir del 2023”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

En la inversión pública debe haber cambios importantes para que pueda ejecutarse e incrementarse en los gobiernos subnacionales y puedan generar la atracción de inversiones en el sector agrícola, pesquero e infraestructura, sostuvo. “La reactivación probablemente ya no esté en manos de este gobierno por el periodo de tiempo que tiene”, remarcó.

Señaló que el discurso del premier Martos estuvo orientado a lo que los congresistas querían escuchar y eso no sucedió con el ex titular de la PCM Pedro Cateriano. Lamentablemente la política en el país no se guía por la realidad sino por discursos en función del público para no caer mal, eso es un peligro populista, mencionó.

Comentó que en la medida en que no haya una salida a la crisis sanitaria va a ser muy difícil que los gobiernos puedan apalancarse en el futuro. “Lo que se discute ahora en los mercados internacionales es la capacidad de endeudamiento de los gobiernos para salir de la crisis. La suerte nuestra es que tenemos un grado de inversión, mejores condiciones y un mejor manejo macroeconómico y fiscal que otros países en América Latina”, dijo. 

Inversiones mineras

Destacó, asimismo, el discurso del ministro de Energía y Minas, Luis Miguel Incháustegui, sobre la priorización de cuatro proyectos mineros que se vienen y el tema de intervención preventiva de los conflictos sociales para sacar esos proyectos. “Sin embargo, estos cuatros proyectos recién va a poder ser planteados el próximo año”, aclaró.

Señaló que en la medida que la incertidumbre se sostenga en el tema económico, no habrá un proyecto privado que quiera apostar por la fundación de nuevas actividades. “En el corto plazo, lo que le queda al Gobierno es tratar de fortalecer la inversión pública”, expresó.

Resaltó que “la iniciativa del fondo de emergencia del canon es interesante desde el punto de vista de estructuración económica, pero si no existen proyectos que abonen canon minero en el futuro va a ser difícil que se implemente ese fondo de estabilización”.

Enfatizó que “la suerte del Perú no solo pasa por el grado de inversiones, sino porque los productos de exportación mineros, que son el cobre, el oro y la plata, están siendo revalorizados en los mercados internacionales, por lo tanto, esta es una oportunidad para dar las facilidades de generar esas condiciones”. “Sería importante discutir con el ministro de Energía y Minas sobre cuál sería el modelo de relacionamiento de la minería moderna en el país y el contexto amerita ese diálogo”, dijo.

De otro lado, advirtió que la iniciativa en el Congreso para retirar el 100% de los fondos disponibles de las AFP ya le ha dado una pegada fuerte y una alarma importante a los bonos del sector público con una bajada en la calificación de corto plazo. “Es una llamada de atención, porque los que invierten en el sector público son los fondos de inversión del sector privado”, anotó.

Expresó que en el Congreso no se está discutiendo el gran problema de fondo que tenemos ahora en el tema de educación. “No se discute la cantidad de estudiantes rurales que no pueden acceder al programa ‘Aprendo en casa’ y no hay una estrategia para resolver este problema de personas que están perdiendo el año escolar y no lo van a poder recuperar. A estas personas se les está condenando a ser pobres. La correlación entre pobreza y nivel educativo es bastante elevada”, precisó.