ANUNCIO DE ACCESO UNIVERSAL AL SIS PARA TODOS LOS PERUANOS ES SÓLO UNA BUENA INTENCIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Exministro de Salud, Abel Salinas Rivas, consideró también que el presupuesto y el gasto del sector Salud del Perú debería ascender a no menos de S/ 40 mil millones para asegurar toda la cobertura sanitaria y la atención, así lograr el acceso universal a la seguridad social.      

RCR, 31 de julio 2019 .-  El acceso universal a la salud a todos los peruanos sin distinción, por medio del Seguro Integral de Salud (SIS), es sólo una buena intención, sujeta a garantizar su viabilidad, ya que existen graves deficiencias en el sistema sanitario nacional, especialmente en lo referido a su financiación, afirmó el exministro de Salud, Abel Salinas Rivas.

“En principio, la idea de que todos los peruanos tengan algún tipo de seguro de salud es bienvenida. No cabe duda. Es una ilusión que todos tenemos y que en algún momento debería llegar…  De forma tal que decir que vamos a incorporar a todos los peruanos que no tengan ningún tipo de seguro en el SIS, no es sino una buena intención, pero falta escuchar cómo lo vamos a viabilizar”, subrayó.

En ese sentido, indicó que mientras el presupuesto del Seguro Integral de Salud para el 2018 fue de S/ 2 200 000 000 (dos mil doscientos millones de soles), el correspondiente al presente año se redujo a S/ 1 700 000 000 (mil setecientos millones de soles).  “Entonces, hemos tenido una reducción y sin embargo pensamos que podemos a atender a más peruanos”, apuntó.

En todo caso, sostuvo que el concepto de que la Salud sea un derecho accesible para todos peruanos no puede quedarse en lo meramente declarativo y debe hacerse lo suficientemente necesario para que esa declaración sea realmente efectiva y se pueda gestionar.

Por ello, cuestionó la incongruencia de las recientes declaraciones del ministro de Economía, Carlos Oliva, de destinar S/ 58 000 000 (cincuenta y ocho millones de soles) para repotenciar el Seguro Integral de Salud, cuando el gobierno ha recortado en S/ 800 000 000 (ochocientos millones de soles) el presupuesto de esta misma entidad.

Presupuesto del sector Salud está por la mitad de países sudamericanos

El exministro denunció igualmente que el presupuesto del sector Salud está por la mitad de los países de Sudamérica, en promedio; al tiempo que –anotó-  nuestra ejecución presupuestal es tan baja que, por ejemplo, no supera el 25 %, en el área de medicamentos.

“Y nuestro Sistema de Salud es un conglomerado de financiadores, como el SIS; la Seguridad Social, los privados, las Fuerzas Policiales, etc. Y otro sinnúmero de prestadores. Cada quien maneja su dinero de acuerdo a lo que cree y, por lo tanto, el gasto se hace ineficiente, y el ciudadano es el afectado”, aseveró.

Señaló que la propuesta presidencial sería saludable si estuviese orientada a organizar mejor el gasto en el sistema de Salud, “aunque de esto no se ha dicho nada”.

“Y para eso necesitamos un modelo de gestión del financiamiento que debería ser único. No estoy hablando de un fondo único de salud. Cada quién con su dinero, pero con normas de cómo es que se va a gastar para poder llevar la atención hasta el último ciudadano del lugar más alejado. Y que el ciudadano pueda acceder finalmente al establecimiento de salud que le quede más cerca. Y que después los financiadores se pongan de acuerdo sobre cómo pagar esa atención”, detalló.

Recordó que desde la vigencia de la Ley Marco del Aseguramiento Universal, en el 2009, la idea era que todos los residentes en el Perú, sin importar su nacionalidad, tuvieran algún tipo de seguridad o protección en su Salud, y que ésta iba a ser gradual y progresiva.

“Y ahí está el quid del asunto. El tema de la gradualidad y progresividad está relacionado con la capacidad de atención, con la oferta. Hoy por hoy podemos decir que tenemos unas 16 000 000 000 (dieciséis millones) de personas incorporadas al Seguro Integral de Salud (SIS) pero, lamentablemente, no podemos que todas esas personas reciban las atenciones adecuadas, y ni siquiera se acercan a los establecimientos públicos”, puntualizó.

Tras indicar que los pacientes que se atienden en los establecimientos públicos de salud no son ni la mitad de los oficialmente afiliados, advirtió que los primeros recurren a otro tipo de servicios que van desde la automedicación –que es un riesgo para la salud pública- a los que esperan a que la enfermedad o dedicándose al consumo de medicamentos caseros.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Salinas consideró también que el presupuesto y el gasto del sector Salud del Perú debería ascender a no menos de S/ 40 000 000 000 (cuarenta mil millones de soles) para asegurar toda la cobertura sanitaria y la atención, así lograr el acceso universal a la seguridad social.

“Tenemos un gasto en Salud actual de unos S/ 20 000 000 000 (veinte mil millones de soles. Y creo que deberíamos establecernos una meta gradual de ir incrementando (el presupuesto, y) estar cerca de los S/ 40 000 000 000 (cuarenta mil millones de soles), para compararnos con los países de la región (sudamericana)”, especificó.

Refirió que acceder a esta cifra es factible si se redujeran gastos estatales millonarios en asesorías, publicidad, para derivarlos a los sectores Salud y Educación.

“Es muchísimo dinero. Yo sé que en este momento de paralización económica, no tenemos muchas posibilidades. Por eso, vamos a quedar en algo declarativo. Pero si podríamos comprometernos y llegar a un consenso. Se ha intentado, inclusive, en el Acuerdo Nacional. Se dijo: vamos a incrementar el presupuesto de Salud en un 0.5 % cada año, respecto al Producto Bruto Interno (PBI), lo que no se ha logrado nunca. Siempre hemos quedado en el 0.1 ó 0.2 %”, enfatizó.

Proyecto sobre medicamentos genéricos es “insuficiente y marginal”

De otro lado, el extitular de Salud calificó igualmente de “una medida absolutamente insuficiente y marginal” el proyecto de Ley del Poder Ejecutivo que garantiza el abastecimiento de medicamentos genéricos esenciales, por parte de las farmacias de los sectores público y privado.

“El problema no está ahí. Por un razonamiento lógico, los medicamentos tienen que estar en los establecimientos públicos. Y yo no he escuchado todavía a las autoridades de Salud, manifestarse.  El tema es: cómo hacemos para que los más de los ocho mil establecimientos públicos tengan los medicamentos y estén disponibles para el que va a la atención”, remarcó.

Explicó que para este objetivo debe mejorarse el sistema de compras, de manera que sea oportuna; y reorganizar y potenciar el organismo supervisor y regulador de medicamentos.

“La Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (DIGEMID), por más esfuerzos que traten de hacer, son absolutamente insuficientes. A mí me hubiera interesado un proyecto de ley  sobre cómo va a funcionar el nuevo sistema de compras públicas de medicamentos e insumos; cómo vamos a fortalecer la Dirección General de medicamentos. De manera que ahí está el tema”, concluyó.