En Vivo

ANGEL DELGADO: PRISIÓN PREVENTIVA SE SIGUE USANDO PARA PERSEGUIR A ENEMIGOS POLÍTICOS DEL GOBIERNO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Constitucionalista manifestó que debería establecerse responsabilidad personal y penal en aquellos jueces y fiscales que hayan dictado medidas restrictivas de la libertad de los investigados a los que, a posteriori, no se les haya podido demostrar responsabilidad en los delitos imputados en su contra.

RCR, 24 de abril.  Las figuras legales de la detención preliminar y la prisión preventiva se siguen utilizando para el ejercicio “de una persecución política y personal” de los enemigos políticos del gobierno, sostuvo el jurista, Ángel Delgado Silva.

“Lo que sí es negativo, sorprendente y perverso es el uso de las instituciones para fines subalternos distintos a los de la búsqueda de la justicia. Los fines subalternos son utilizar estos estos mecanismos (legales) de la jurisdicción para hacer una persecución política y personal, donde la sociedad se polariza y esto se hace contra los enemigos políticos del gobierno”, subrayó.

Tras insistir que con esta acción no se está frente a errores o excesos, el constitucionalista expresó que estamos frente a una consigna: a todo dirigente político de la oposición se le aplica tres años de prisión para recién investigarlo.

“Así lo ha señalado la Corte Interamericana (de Derechos Humanos): más de un tercio de los detenidos hoy día en prisión son por detenciones que no tiene condena, donde no se ha determinado la culpabilidad. Y, sin embargo, mucha gente está en prisión, porque jueces y fiscales lo permiten, violando la Constitución, el principio de presunción de inocencia y afectando la libertad, al decidir que uno tiene que ir preso 36 meses, para recién empezar la investigación”, puntualizó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Delgado manifestó que debería establecerse responsabilidad personal y penal en aquellos jueces y fiscales que hayan dictado medidas restrictivas de la libertad de los investigados a los que, a posteriori, no se les haya podido demostrar responsabilidad en los delitos imputados en su contra.

“Entonces, deberían ser responsables por sus medidas cuando, al cabo de un tiempo, se determine que no hay culpabilidad. Y, entonces, estas medidas extremas podrían significar responsabilidad personal, incluso penal, para que aquellos jueces y fiscales que, con libre albedrío, y de modo alegre, mandan a miles de peruanos a la cárcel para recién empezar las investigaciones”, enfatizó.

No hay ninguna colaboración eficaz de Jorge Barata

De otro lado, restó importancia a las declaraciones, a los fiscales peruanos del Caso Lava Jato, del exrepresentante de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, en las que compromete a distintos líderes políticos nacionales como Pedro Pablo Kuczynski, Alan García Pérez, Lourdes Flores Nano, Ollanta Humala, Susana Villarán, Luis Castañeda, Alejandro Toledo, entre otros representantes políticos.

“Creo que, en lo fundamental, Barata ya ha venido diciendo lo que ya se sabía: que no hay ninguna  colaboración especial”, remarcó. .

El analista político insistió en que los principales culpables de estos delitos de alta corrupción son las empresas que han estafado al país y firman esta clase de convenios de colaboración, como la compañía Odebrecht y sus similares de Brasil.

“Le echan la culpa (solamente) a los políticos, que tienen culpa, por cierto. Pero su culpa es menor, es la de quien ha permitido, de quien ha dejado. Pero los grandes constructores de estos fraudes, de este despilfarro del presupuesto público son Odebrecht y sus socios. Y, vea usted. Los socios están libres hasta el momentos. Y Odebrecht se presta ahora como una empresa que colabora y delata a otros, pero es incapaz de inculparse a sí misma por su responsabilidad en los contratos obteniendo ganancias ilícitas y en demasía. Y eso pone la justicia al revés”, aseveró.