En Vivo

ANCASH: COMUNIDADES CAMPESINAS OCUPANTES DE LAGUNA DE PARÓN NO PERMITEN TRABAJOS PARA EVITAR POSIBLE DESBORDE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Representante de la Unidad de Glaceología de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), Nelson Santillán, manifestó que, con el fin de romper con el entrampamiento de la ocupación de las instalaciones hidráulicas de la laguna de Parón, se está evaluando la posible declaratoria del estado de emergencia de la zona y la intervención del Ministerio Público.

RCR, 16 de abril 2019 .- Las comunidades campesinas aledañas que mantienen ocupada las instalaciones de la infraestructura hidráulica de la laguna de Parón (Ancash), en riesgo actual de desborde, no tienen la voluntad de colaboración que permita el acceso de los técnicos para regular la operación de las compuertas y reducir el nivel de las aguas represadas, denunció el representante de la Unidad de Glaceología de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), Nelson Santillán.

“Efectivamente. No hay una voluntad de colaboración de parte las comunidades.  Y pienso que sí (hay responsabilidad de las comunidades). ¿Qué está sucediendo en la actualidad? Esta laguna ha sido tomada por los gremios campesinos que están en el entorno más cercano a la laguna, en el año 2008. Entonces, no permiten que los propietarios de la infraestructura hidráulica de la laguna Parón, que tiene una licencia de abastecimiento de agua para le Central Hidroeléctrica, operen esta laguna”, subrayó.

Explicó que la razón que ha motivado a los campesinos a adoptar una medida de fuerza que ya dura más de diez años radica en el manejo irregular o irracional de la laguna -en detrimento de los comuneros-, por parte de la empresa privada que adquirió la central hidroeléctrica del Cañón del Pato.  Una de las comunidades campesinas es Cruz de Mayo.

“Eso sucedió hace diez años. Y los señores de la empresa reconocieron este error. Pero ya es el momento de que se reúnan y lleguen a un acuerdo”, anotó.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Santillán manifestó también que con el fin de romper con el entrampamiento de la ocupación de las instalaciones hidráulicas de la laguna de Parón, se están activando las alternativas de solución necesarias como la posible declaratoria del estado de emergencia de la zona y la intervención del Ministerio Público.

“Por eso, es que se ha activado la gestión, por el lado se activado la gestión, por el lado de la Fiscalía. Y por el lado también de una declaratoria del estado de emergencia”, remarcó.

Alertó que en estos momentos la laguna de Parón está por encima de la cota máxima de accesibilidad: el nivel, tomado el viernes pasado, está en 4 191 metros.  La cota máxima es 4 200.

”Nosotros le hemos explicado con claridad a la población de que la naturaleza de este tipo de lagunas está comprendida de peligros y riesgos, así como de vulnerabilidades. El dique que está en la parte frontal de la laguna, es un material compuesto por morrenas y los aluviales. Son materiales inestables. La misma naturaleza los ha puesto de manera desordenada. No podemos confiarnos de esos diques inestables, dejando subir descontroladamente el agua. Y en algún momento pueden activarse las filtraciones, comenzar las erosiones y, finalmente, desencadenar en un rompimiento y desembalse violento“, especificó.

El experto indicó que los estudios recomiendan que se debe descargar la laguna y tener un borde libre de 15 metros de represamiento, “que nosotros llamamos la cota máxima de seguridad”.

“¿Cómo descargamos esta laguna? Mediante un túnel subacuático que se construyó en la década de los 80 y que llegó a su nivel máximo de 4 155 (metros). Finalmente, la ingeniería optó porque se abordara el aspecto de seguridad y que también sirviera como regulación”, apuntó.

La Autoridad Nacional del Agua (ANA) advirtió el inminente peligro de desborde de la laguna Parón, debido al incremento de su espejo de agua, producto de las lluvias registradas en las últimas semanas, y que podría ocasionar la inundación del distrito de Caraz, región Ancash, afectando a cerca de 20 000 pobladores.

En ese sentido, la ANA recomienda urgentemente regular la operación de las compuertas para reducir el nivel de las aguas de la laguna Parón y, así, evitar el incremento de su volumen de almacenamiento y la ruptura del dique de contención.

Escuchar Entrevista