En Vivo

ALTAS MÉDICAS SIGUEN ALEGRANDO A VARIAS FAMILIAS DE LA REGIÓN PIURA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Regional de Piura 

De acuerdo a la Sala Situacional del COVID-19 de la región Piura, desde el inicio de la pandemia se han recuperado al 31 de agosto 40,013 pacientes contagiados y desde el primer momento muchos salieron adelante, aunque otros sucumbieron a la enfermedad. Durante las últimas 24 horas, los casos de pacientes dados de alta en Hospital Santa Rosa vieron la luz y la sanidad.

De acuerdo al propio registro del Hospital Santa Rosa, de 2 mil 400 pacientes recuperados que estuvieron hospitalizados, a consecuencia del coronavirus. Es así, dos piuranos más que volvieron junto a su familia, tras estar varios días internados. Una dama de 74 años y un varón de 49, recibieron el visto bueno del médico de turno para volver junto a sus seres queridos. Ambos piuranos permanecieron 8 días hospitalizados.

Atrás vienen quedando los temores del personal de salud para atender este tipo de pacientes y que costó la vida de muchos piuranos; ahora, la enfermedad se conoce más y el tratamiento se hace con mayor diligencia.

En la misma lógica de los dados de alta en este hospital, un castellano también abandonó el área covid del hospital Santa Rosa. Se trata de don J.E.P. de 60 años quien estuvo 9 días internado y que después de ese lapso, recuperó la salud y volvió al lado de sus familiares.

Paiteños retornaron a sus viviendas

El Hospital Santa Rosa se convirtió en un establecimiento de salud de referencia y hacia él llegaron personas de distritos de Paita, los cuales fueron atendidos, tras dura lucha para conseguir una cama. Ellos pueden decir con mucha satisfacción que vencieron el COVID-19 y además, salen convencidos que las medidas de seguridad deben adoptarse y ser parte de la nueva convivencia.

Estos dos paiteños obtuvieron su alta médica el último lunes, tras superar al coronavirus. Uno de ellos residente en Viviate de 46 años permaneció 17 días hospitalizado; mientras que el otro de Pueblo Nuevo de Colán, estuvo 39 días, todo un sufrimiento para sus familiares, considerando las consecuencias de esta enfermedad.

Cuidarse y solo cuidarse

Muchos piuranos, aun siguen desafiando a la enfermedad, concurren a certámenes públicos como los vistos la última semana, se congregan en bares y restaurantes con las medidas de seguridad y hasta comparten partidos del fulbito, olvidándose que el virus se encuentra rondando y los riesgos en dichas circunstancias se incrementan.