ALIANZAS PÚBLICO PRIVADAS AYUDARÁN A REDUCIR POBREZA EN CAJAMARCA

Redacción 15 de abril del 2019 - 11:43 AM

Unificación de ambos grupos económicos ayudaría a que población rural de Cajamarca logre escapar de los primeros lugares de pobreza y pobreza extrema, aseguró past presidente de la Cámara de Comercio de la región, Juan Carlos Mondragón.

Concretar alianzas estratégicas entre los sector público y privado permitirán acelerar la reducción de la pobreza y pobreza extrema en Cajamarca, región que presenta los más altos índices en este grave problema, señaló Juan Carlos Mondragón, expresidente de la Cámara de Comercio y la Producción de Cajamarca.

“Tenemos que tender desde el sector público y privado, alianzas estratégicas para poder mejorar las condiciones de nuestra población, y particularmente de la población rural. No podemos seguir en esta situación económica que realmente afecta a toda la ciudadanía de Cajamarca. Si queremos salir de este momento, nos urge que ambas partes se pongan de acuerdo y empiecen a trabajar de manera unificada y mirando hacia un objetivo: sacar a Cajamarca de la pobreza”, afirmó.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, Mondragón también señaló que la minería se debería articular con el sector agropecuario para que la población perciba los beneficios de la inversión privada.

En ese sentido, enfatizó que el sector privado debería apuntar en establecer alianza estratégica con el sector agropecuario, que es precisamente el sector con mayor número de producción en Cajamarca y que se ubica en sectores rurales, una de las zonas más golpeadas económicamente debido a la baja recaudación y a la pobreza y pobreza extrema.

“La fabricación económicamente activa está en el sector agropecuario, pero a su vez, este sector está golpeado por la pobreza. Entonces, el sector privado necesita incidir en estas zonas y tratar de mejorar las condiciones de vida del sector rural. Pero también trabajar en el tema de competitividad y productividad de este sector. Así, podremos crear condiciones para un crecimiento económico que disminuya la pobreza en las zonas rurales”, acotó.

El último informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) concluye que Cajamarca tiene el más alto nivel de pobreza monetaria entre todas las regiones, al alcanzar entre el 37,4% y 46,3%, mientras que la pobreza extrema se ubica entre el 8,5% y 13,9%. En ambos casos es diez veces mayor a los niveles registrados en Ica y Madre de Dios, las regiones con menor índice de pobreza.

Juan Carlos Mondragón dijo que las cifras de pobreza han bajado en los últimos 15 años en Cajamarca, pero lentamente y todavía se ubican por encima del nivel promedio a nivel nacional, por la falta de capacidad para articular estrategias entre los sectores público y privado.

«El sector público debe impulsar una alianza estratégica con el sector privado para mejorar la situación de la población, y en especial de la rural, que se dedica a la actividad agropecuaria», señaló Juan Carlos Mondragón al indicar que el 80 por ciento de la población de Cajamarca vive en zonas rurales y cerca del 50 por ciento está en el sector agrario.

«Existen oportunidades de los sectores público y privado para hacer alianzas, pero no hemos aprendido de nuestros errores y cada uno trabaja por su lado con visiones diferentes», cuestionó.

Agregó que en esta labor juega un rol importante el Gobierno Central que puede impulsar las alianzas con el sector privado a través de obras por impuestos.

REPUNTE DE LA MINERÍA

En otro momento, Mondragón lamentó que, durante casi ocho años, la región se haya sumergido en una profunda escases de inversiones privadas, lo cual ha traído como consecuencia que los niveles de pobreza aumenten de manera consistente. Sin embargo, dijo confiar en el potencial minero de Cajamarca y pidió el inicio de un proceso de mediano a largo plazo para recuperar la confianza del empresariado.

“Cajamarca tiene un potencial minero que bordea los 16 mil millones de dólares de inversión, pero ese es un proceso que tiene que llevarse a cabo de mediano a largo plazo. Tenemos un sector minero en Cajamarca que necesita entender que sí  es necesario unificarse con la actividad productiva agropecuaria para ganarse la confianza de los pobladores de la zona rural”, añadió.

Por último, remarcó que es necesario crear un “mix” Público – Privado que beneficie a las zonas rurales de Cajamarca y que genere un clima de confianza tanto entre las empresas mineras como en la propia población.

“Y ahí está ese quiebre para que el sector privado pueda articular con el público, dar buenas luces que sí se pueden hacer cosas interesantes, y generar condiciones para que otras inversiones mineras puedan ingresar con mayor facilidad a la región. Eso es lo que queremos y necesitamos para repuntar”, sentenció.

Esuchar Entrevista