ALERTAN CRISIS ENERGÉTICA PARA EL 2020 POR GASODUCTO SUR PERUANO PARALIZADO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

César Gutiérrez,  ex presidente de Petroperú y experto en temas de hidrocarburos.  

RCR, 06 de marzo 2018.- El tan esperado gas natural a través del Gasoducto Sur Peruano (GSP), que serviría para industrializar las regiones del sur del país, abaratar las tarifas de energía eléctrica, y de paso, atender a las familias que viven en zonas de pobreza y extrema pobreza que hasta ahora cocinan con leña, no se concretaría en la actual gestión de Pedro Pablo Kuczynski, y lo más grave, podría ocasionar una crisis energética en todo el país, señaló Cesar Gutiérrez, ex presidente de Petroperú, y experto en temas de hidrocarburos.

Reveló que es materialmente imposible que antes del 2025 se pueda contar con la tan necesaria infraestructura del GSP, a pesar de los anuncios y adelantos que lanzan cada cierto tiempo voceros del gobierno.

PROCESOS EN MARCHA

En entrevista a RCR, mencionó que el GSP arrastra cuatro procesos en curso: dos procesos administrativos referidos a líos entre los propios miembros del consorcio, los que se ventilan en Indecopi y la Cámara de Comercio de Lima; y luego, dos procesos arbitrales internacionales que se ventilarían en el CIADI (Washington), y en Luxemburgo, por rompimiento de contrato unilateral.

El experto añadió que en el mejor de los casos, los procesos podrían concluir en unos tres años, y en esas condiciones será muy difícil estructurar un nuevo concurso. Sin embargo, Gutiérrez hizo hincapié en la necesidad de acelerar la ejecución de este megaproyecto por los beneficios que generará para todo el país.

“El avance físico de la construcción está paralizada en un 10%, y se estimó que iba a durar cuatro años. Suponiendo que en el 2019 se comience el proceso, en el 2020 estaría el contrato  inicial. A principios del 2025 recién estaría concluido, por lo que el Perú tiene por delante seis años sin el gaseoducto”, opinó.

CRÍTICAS SIN BASE

Gutiérrez critico acremente a quienes se oponen a la ejecución del proyecto, manifestando que la mayoría de cuestionamientos carecen de rigurosidad. “Se ha dicho que el ingreso anual garantizado era de US$ 912 millones al año, pero eso no significa que ese monto se le iba a dar al consorcio durante los 5 años de la etapa constructiva, como han dicho muchos detractores. En esa etapa se iba a recaudar solo US$ 450 millones, que iban a un fondo en fideicomiso”, aclaró

También se ha dicho, añadió, que el GSP es inútil. Pero no se dice que se ha creado el Nodo Energético del Sur, con dos plantas termoeléctricas creadas para constituirse en demanda del gas: una planta en Mollendo, y otra en Ilo, que están instaladas y operativas desde el 2016  generando electricidad para el país durante todo el año pasado, aunque lamentablemente operando con diesel y carbón.

CINCO VECES MAS CARA

Eso constituye un problema que debe ser corregido, indicó, ya que el diesel es el combustible más caro para operar termoeléctricas. Por este motivo, advirtió, el costo variable de la electricidad podría subir más de cinco veces a partir del 2020.

Ello porque a partir de ese año, las plantas del Nodo Energético deberán necesariamente usar diesel para operar hasta que se concluya la obra y reciban el gas natural del GSP. “El costo de un MW generado por carbón cuesta US$ 30 dólares, mientras que con diesel cuesta US$ 170 dólares. Allí está la diferencia y el peligro que se produzca una crisis energética y vuelvan los apagones por no haber previsto la utilidad y necesidad de construir el GSP”, señaló Gutiérrez.

Añadió que los principales perjudicados en este caso serían los industriales, pues son intensivos en uso de energía eléctrica y sus tarifa son más altas, aunque también se incrementarían las tarifas para los hogares.

El experto advirtió que en el Perú, la energía generada por las termoeléctricas representan el 50% del consumo de electricidad de todo el país, por lo que es muy importante que sean proveídas de gas natural.

Una de las alternativas que le quedarían al estado, dijo finalmente, sería apelar a la importación de gas natural para garantizar la cobertura de la demanda del país.

Ver entrevista…